Alberto Cañas

Alberto Cañas

Mi blog "Desde mi clase de reli" 

Diplomado en profesorado de EGB, en la especialidad de educación especial/pedagogía terapéutica. Profesor de religión y moral católica. Casado y padre de 4 hijos.

Alberto Cañas es autor, editor y responsable del Blog Desde mi clase de reli, alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

Web URL::

Cuando no se necesita a Dios

Últimamente me han comentado algunos amigos que sus hijos adolescentes han dejado la práctica religiosa e incluso que se consideran ateos. Comentaba con Mercedes, mi mujer, no sin cierta preocupación, pues tenemos hijos en esas edades, qué podría motivar esta actitud que va más allá de cierta rebeldía juvenil.

¿Dónde está el Cáliz de Cristo?

Llegadas estas fechas, cuando se explica a los chicos la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor, siempre hay alguno que pregunta por el Cáliz de la Última Cena, tal vez influenciados por las leyendas artúricas o la película “Indiana Jones y la última cruzada”. 

Acoso escolar

Yo fui un niño acosado en el colegio, durante años. Empezó a los 8-9 años. Por aquel entonces era bajito y delgaducho y a algún graciosillo se le ocurrió, como broma supongo, decir que parecía un “hueso”. Pero una broma, cuando no hace gracia a las dos partes, deja de ser una broma y pasa a ser una humillación. Entonces casi toda la clase empleó ese perverso mote “El hueso”.

Familias numerosas II (Mi experiencia)

Cuando tenía unos 16 años, los clérigos de San Viator, con los que estudiaba en su colegio de Madrid, me propusieron, a través del subdirector y gran amigo Ignacio González de Zárate, si quería estudiar en su seminario de Valladolid el C.O.U. ,y despué,s los estudios universitarios que eligiese y con el tiempo formar parte de su comunidad; me conocían desde los 6 años, formaba parte de sus grupos de juventud C.A.L. (Centro de Animación Litúrgica) y de Tierras Nuevas (catequesis para la Confirmación): en definitiva, daba el perfil. Me sentí orgulloso, agradecido y honrado por la propuesta, pero les dije que mi vocación era otra: formar una familia.

Suscribirse a este RSS
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo