Logo
Imprimir esta página

Rubio y de ojos azules

El verano en una familia numerosa está “guay” porque, con tantas salidas y entradas, cuando menos se lo esperan son hijos únicos. Esto le pasó a Mara hace unos días. Ella había ido reuniendo algunos euros de aquí y de allá y estaba tan contenta de que estuviéramos solas que va y me suelta:

Mamá, te invito a un yogurt helado.

La invitación me llegó al alma porque su tesoro apenas llegaba a doce euros. Total que nos fuimos a hacer recados y a tomar yogurt helado para dos. La conversación no fue nada del otro mundo hasta que nos montamos en el coche de vuelta a casa.

Mamá, ¿tú crees que alguno de nosotros será rico?

andar porcasaSe refería a los hermanos, claro. Desde pequeñita ella ha estado preocupada por el tema del dinero. No sé si será porque en casa tenemos que “contarlo a conciencia”. “Pues, Maravillas, realmente eso no me importa nada.” Es verdad que mi marido y yo siempre andamos haciendo equilibrios económicos, pero nunca ha supuesto una preocupación respecto al futuro de nuestros hijos. Vivimos el hoy y con eso tenemos más que suficiente.

“¡Maaaamá!” Estaba escandalizada por mi falta de interés. “A mí lo que realmente me preocupa es que seáis buenos y encontréis vuestra vocación, vuestro camino, la misión que tenéis que realizar en la vida…”

 

Yo me casaré con un chico rubio, de ojos azules, guapísimo…

Eso, y… malísimo

Bueno, que sea buena persona…

“¿Sabes, Mara? El pelo rubio se cae o, como poco, se vuelve blanco; a los ojos azules le salen bolsas y se llenan de arrugas; y el guapo echa barriguita… Todo eso se pasa, solo el corazón puede mejorar siempre. El tiempo, que para lo de fuera juega en contra, para el interior de la persona puede jugar a favor.”

“¡Vaaale! ¡Vaaale! Me casaré con un hombre muy bueno”

Mara, no solo bueno, que crea en Dios, que sea piadoso…

Me casaré con un hombre bueno, tendremos hijos y perros que me encantan e iremos los dos juntos todos los días a Misa como papá y tú”.

Desde el asiento de atrás sus ojos azules se clavaron en el retrovisor buscando mi aprobación y yo le devolví una sonrisa llena de amor de madre. Mi pequeña princesa de diez años se está haciendo mayor. 

María José Arranz

Mi blog "Andar por casa" 

Me llamo Mª José tengo 48 años, llevo casada con Juanjo casi 24 y tengo 7 hijos: Itziar de 20, Ignacio de casi 18, Javier de 16, “Juanjito” (es para distinguirlo de su padre, ¡en fin!) de 14, Pablo de 13, Mª Maravillas de Jesús (con todas las letras, que su nombre es el cumplimiento de una promesa) con 10 años y Rafael, el benjamín, de 8.
Ah, se me olvidaba, también soy licenciada en Derecho y, en mis ratos libres, trabajo en la administración de una revista.

María José Arranz es autora, editoray responsable del Blog Andar por casa, alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

© InfoFamiliaLibre.com - Aviso legal - Política de cookies