Jueves, 12 Mayo 2022 00:00

El puzle

Escrito por
Valorar este artículo
(15 votos)

No sé si son conscientes de lo rápido que está cambiando el pensamiento y las costumbres en nuestra sociedad. Un pensamiento y unas costumbres que nos vienen impuestos desde la progresía y unas élites supranacionales (ONU, OMS, UNESCO…).

La ecología, el amor libre, el pacifismo de los 60 – 70 fue el comienzo. El divorcio y el aborto fue lo siguiente. Llegó el calentamiento global, el cambio del “clima climático” y el feminismo radical. Después la eutanasia, las leyes LGTBIQ+, el veganismo… Luego todo fue cogiendo velocidad y apareció la agenda 2030, aquella que se resume en un “no tendrás nada, pero serás feliz”, que continúa en la 2050. 

Un día dicen que debemos reducir el consumo de carne, la sal en el pan, las bebidas azucaradas, la bollería y las cervezas o el vino… siempre por tu salud ¡Y hacemos chistes y memes!

Aparecen los derechos de los animales, que ya no son animales, sino seres sintientes, a los que no se debe emplear para realizar trabajos porque no pueden sindicarse, o con derecho a estar incluidos en el libro de familia, por no hablar de las gallinas violadas por los gallos o el manoseo machista al ordeñar una vaca. Se prohíbe (o se pretende prohibir) todo producto elaborado con materiales de origen animal y actividades como la caza o la pesca.

Nos imponen leyes educativas que excluyen la Filosofía como asignatura, reducen la Historia a la anécdota y la Religión como algo inútil.  En cambio, charlas de formación afectivo-sexual, perspectiva de género, descubrimiento de sexo, masturbación, leyes LGTBIQ+, etc. Leyes que obligan a aprobar y que fomentan holgazanería y la mediocridad frente al esfuerzo y al mérito.

Aparece un neolenguaje incomprensible, absurdo pero que se repite una y otra vez. Palabras y expresiones como paradigma, resiliencia – resiliente, sostenible – sostenibilidad, empoderamiento, heteropatriarcal,  eco… (añadan lo que quieran: ecosocial, ecosostenible, ecoemocional, ecosaludable, ecoteología…) trans, perspectiva de género ( matemáticas con perspectiva de género, por ejemplo), género fluido, queer, woke, lenguaje inclusivo, competencias… 

Se multiplican los ataques a las religiones, especialmente contra el cristianismo en general y la Iglesia Católica en particular. ¡Diecinueve ataques en Semana Santa a la fe en España!: la publicidad ofensiva de Burger King usando frases bíblicas, o insultando a la familia tradicional; “MENAS” interrumpiendo procesiones, cuando no agrediendo a los participantes;  cuatro ataques a lugares de culto; derribos de cruces, etc. 

Aunque todo esto parezcan noticias o anécdotas inconexas, algunas divertidas, otras absurdas, aquellas trágicas y dolorosas, son, sin embargo, piezas del mismo puzle: el pensamiento progre del Nuevo Orden Mundial (NOM).

Si en este punto no me han tildado de conspiranoico, permítanme que les presente los puntos programáticos del NOM, las piezas del puzle:

  • Ecologismo catastrofista y cientifista.
  • Economía sostenible: Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).
  • Animalismo y veganismo.
  • Maltusianismo. El crecimiento demográfico no es sostenible y supone una amenaza para la supervivencia del planeta, por lo tanto, hay que reducir la población. 
  • Feminismo y nuevos modelos de familia.
  • El aborto, la eutanasia o el suicidio como nuevos derechos humanos, e incluso, están comenzando a legalizar el infanticidio.
  • Ideología de género y subjetivismo radical. La identidad de género la elige cada individuo, no la genética y los órganos sexuales.
  • Adanismo y culto a la ignorancia y a la pereza. La escuela y la universidad tienen como finalidad el adoctrinamiento ideológico. El aprobado general se impone por ley (ver “Fracaso escolar ¿soluciones?”).
  • Relativismo moral y antropocentrismo. El bien y el mal son relativos y son las mayorías las que determinan lo que es moralmente es bueno y lo que es moralmente malo. Una sociedad sin Dios, porque ya no es necesario: el hombre es un fin en sí mismo y cada uno busca la felicidad según su propio proyecto de vida. “Dios ha muerto” (Nietzsche). Quedan “derogados” los Mandamientos de la Ley de Dios.
  • Pacifismo antimilitarista. Un gobierno global y hacia el fin del concepto de Estado-nación, por lo que las fronteras deben desaparecer y no son necesarios los ejércitos.
  • Digitalización y nuevas tecnologías como medio de control social.
  • Miedo, propaganda y represión.
  • Y, por último, y como consecuencia de todo lo anterior, anticlericalismo y persecución a los cristianos, especialmente a los católicos.

Montemos ahora el puzle: Partimos de la premisa de que nuestro planeta está a punto de ser destruido por la acción del hombre (ecologismo catastrofista). Para salvarlo, necesitamos de una economía sostenible, para lo que tendremos que cambiar los hábitos de alimentación, confort y bienestar. Además, como somos muchos, necesitamos reducir la población drásticamente (maltusianismo), disminuyendo la natalidad (aborto) y evitando el sufrimiento de ancianos, enfermos y discapacitados (eutanasia), fomentando el feminismo radical e inventando nuevos géneros (ideología de género, movimiento LGTBIQ+). Así aparecerán nuevos modelos de familia y de relaciones interpersonales. Tendrán sexo, mucho sexo: hombres con hombres, mujeres con mujeres, jóvenes con ancianos, maduros con niños (pedofilia), niños con niños, incluso hombres con mujeres (pero sin procrear)… Los hijos serán sustituidos por mascotas (perritos o gatitos) que tendrán sus derechos. Para llegar aquí solo necesitamos unas buenas leyes educativas que adoctrinen a los niños en estas prácticas y el fomento de la pornografía. Unas leyes educativas que rompan con el pasado, con la tradición, con la historia y la identidad de los pueblos y que no hagan pensar, ni cuestionarse nada de lo que ocurra. Unas leyes que promuevan la ignorancia y la pereza, pues se establecerá por ley el ingreso mínimo universal y que todo el mundo pueda vivir sin trabajar. Todo bajo un gobierno global y en un mundo fraternal sin fronteras, ni ejércitos. Controlados con las nuevas tecnologías (transacciones bancarias, compras, búsquedas y preferencias en internet, citas médicas, viajes…). Y mucha, ¡muchísima! publicidad y propaganda, en televisión, prensa, películas, series, plataformas digitales y redes sociales, censurando sin pudor toda idea contraria. Como la religión (el catolicismo, principalmente) no es una pieza que encaje en este puzle, hay que eliminarla de cualquier modo: con chantajes, ridiculizándola, con agresiones, persiguiéndola o con la prohibición y la represión.

Las piezas encajan perfectamente. ¿Se dan cuenta?

Pero no se engañen, no sólo es política, ni economía, ni ecologismo. Es una ideología impía, enemiga de Dios, de la Cruz de Cristo, que pretende desterrar a Dios de la sociedad, de la vida pública, y poco a poco, de los corazones de todas las personas. Ahora ya no se puede andar con medias tintas. Se acabó la tibieza y lo políticamente correcto. O somos cristianos o no somos. Seremos considerados “ultracatólicos", fanáticos y reaccionarios peligrosos. Se nos insultará, despreciará, calumniará y perseguirá. Volveremos a las catacumbas y correrá la sangre de los mártires, si el Señor no lo remedia.

Ahora me tildarán de apocalíptico. Bueno.

Y ¿la Iglesia? El humo de Satanás ha entrado en el Vaticano y la Iglesia ha asumido algunos de los supuestos ideológicos del NOM: el ecologismo, la economía sostenible (ODS), el feminismo e ideología de género, el pacifismo, la globalización… (verbigracia el nuevo currículo de Religión Católica del que hablé en el artículo “Noticias...”).

El sínodo alemán va más allá y pretende aceptar el sacerdocio femenino, los matrimonios religiosos homosexuales y todas las leyes LGTBIQ+, el divorcio, etc. La Iglesia del Nuevo Paradigma que, desde dentro de la propia Iglesia, pretende cambiar la liturgia, la doctrina, la moral y los sacramentos. 

Y ante este panorama ¿qué podemos hacer? REZAR, rezar el Santo Rosario, acudir a los Sacramentos con frecuencia y abrazarnos a la Cruz de Cristo. El final ya lo sabemos: triunfará el SAGRADO CORAZON DE JESÚS Y EL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA. 

Mientras tanto… 

“Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hch 5, 29)

Qui habet aures, audiat

Modificado por última vez el Jueves, 12 Mayo 2022 17:47
Alberto Cañas

Mi blog "Desde mi clase de reli" 

Diplomado en profesorado de EGB, en la especialidad de educación especial/pedagogía terapéutica. Profesor de religión y moral católica. Casado y padre de 4 hijos.

Alberto Cañas es autor, editor y responsable del Blog Desde mi clase de reli, alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

 

https://www.infofamilialibre.com/index.php/alberto-canas