"No tengáis miedo. Abrid de par en par las puertas a Cristo". San Juan Pablo II.