La Comunidad de Madrid prohíbe el reiki en los hospitales públicos

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha emitido una instrucción a los hospitales y centros públicos de la comunidad autónoma para prohibir la publicidad, promoción y presencia del reiki, pseudoterapia que dice curar enfermedades mediante la imposición de manos.

El consejo de administración del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) aprobó el pasado 23 de mayo enviar a todos los hospitales públicos una circular prohibiendo toda la publicidad y promoción relativa al reiki. El año pasado, el Sermas ya prohibió a los centros públicos que sus pacientes recibieran esta terapia, que generalmente organizaban asociaciones privadas y fundaciones.

Lo de ahora ha sido un paso más, explican desde Sanidad. Tampoco se podrá publicitar en los hospitales ni en los centros de salud dependientes del Sermas.

César Pascual, jefe de la Dirección General de Coordinación de la Asistencia Sanitaria (órgano de quien parte la orden), ha explicado que se busca proteger al paciente. “En su momento ya se dejó de hacer en los hospitales, pero hemos visto que algunos centros seguían permitiendo que algunas asociaciones la promocionasen en sus espacios y la instrucción lo que dice es que no se le haga ninguna publicidad”, indica.

El reiki es una pseudociencia, sin ningún tipo de evidencia médica, basada en una supuesta transmisión, a través de la imposición de manos sobre una determinada zona corporal, de una “energía universal” (relacionada con el chi, una de las bases de ciertas prácticas de la medicina tradicional asiática), que sería capaz de sanar emocional y físicamente al afectado. La Federación española de reiki habla de una "técnica práctica y eficaz para sanar enfermedades, eliminar el estrés, relajarte y sentirte feliz mediante la canalización de la energía universal.  Su propósito es liberar la energía bloqueada del cuerpo humano para conseguir el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual".

Pascual cree que acciones como ésta son necesarias para defender al paciente, especialmente en afectados por patologías tan complejas como como el cáncer: “tratemos al reiki como a cualquier otra práctica sin evidencia científica: no cura y confunde al paciente, ha añadido.

Esta medida del Gobierno regional pone fin a esta situación. Hospitales como el Gregorio Marañón, el Hospital Universitario de Móstoles o el Ramón y Cajal, ofrecían hasta hace poco en sus páginas web información sobre charlas o sesiones de reiki, que ya han sido eliminadas de sus programas.

Protestas de los defensores del reiki

Ante la reciente decisión de la Consejería de Sanidad, la Asociacion Causay de Terapias Alternativas Madrid, una de las asociaciones que trabajaba con hospitales para ofrecer en sus instalaciones sesiones de reiki, ha criticado la decisión de la consejería.

Cabe destacar que la Asociación Causay no sólo se dedica a practicar y difundir el reiki, sino que hace lo mismo con diversas pseudoterapias y doctrinas esotéricas como las Flores de Bach, las Constelaciones Familiares, el “tarot transpersonal” o los Registros Akashicos, entre otras, tal como se puede comprobar en su página web y en sus redes sociales. También organizan eventos como “conciertos terapéuticos” de resonancia oriental.

El reiki, incompatible con la fe cristiana

Así como otras muchas doctrinas, la cosmovisión del reiki es incompatible con la fe cristiana no sólo porque defiende la creencia en el “dualismo cósmico” de origen Taoísta asentado en la teoría de los opuestos (Ying-Yang), sino que reduce a Dios a una energía que se puede canalizar si uno se concentra y aprende las técnicas para ello.

El Catecismo de la Iglesia Católica establece que la curación -mediada por la oración y, o, la acción sacramental- es posible sólo por la Gracia Divina… tal como también se desprende al leer diversos pasajes sobre esta realidad en el Evangelio.

Fuente: Infocatolica.com

InfoFamiliaLibre

En este autor se agrupa a todos los colaboradores que escriben y colaboran con su experiencia y conocimiento para enriquecer la web.

Más en esta categoría: « Un soponcio para más inri

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar