Diego Cazzola

Psicólogo orientador, doctorando en Filosofía antropológica en la UNAV y máster en pastoral familiar por el Inst. Pontificio Juan Pablo II. Padre felizmente casado y con 3 hijos, es catequista y monitor de educación afectivo sexual (Aprendamos a Amar y Teen Star), así como formador de padres y profesores, impartiendo cursos sobre familia, matrimonio, antropología, psicología, afectividad y relaciones personales. Colabora con el COF de Getafe, la organización de los congresos de la Fundación Educatio Servanda, la Asociación de campamentos diocesanos de Llambrión y es fundador de la Metodología de Estudio MdE 360º, así como de la plataforma AyunoXti.

Miércoles, 04 Octubre 2017 00:00

Estudiar con eficacia en la ESO

1. Lo que realmente hace eficaz el estudio.

Estudiar no es una tarea más, sino una tarea culmen. Para estudiar hace falta que la persona esté bien y lo más equilibrada posible.

Lo necesario para aprobar en la educación primaria es diferente de lo necesario para la educación secundaria. Cuando las capacidades intelectuales de un alumno son bastante altas, es posible que sean suficientes para “tirar adelante” en primaria. Sin embargo, la entrada en la escuela secundaria marca un cambio importante.

Martes, 07 Febrero 2017 00:00

Curso de afectividad y aprendizaje

En estos tiempos difíciles donde no hay una antropología unitaria que presente la verdad del hombre, su belleza y a la vez sepa describir su sentido más profundo y espiritual, pero sin olvidar lo práctico y necesario para los padres y educadores, muchas realidades educativas están pasando a ser tópicos o momentos negativos que hay que pasar.

A hablar bien, como a escribir, también se aprende.

Lo que estudia el alumno no es sólo para el crecimiento del conocimiento personal, tiene que ayudarle a desenvolverse con madurez en el entorno social, haciéndole más capaz de amar, comunicarse, presentarse, explicarse, educar a otros, en definitiva, abrirse a la realidad. Todas estas capacidades, en última instancia, se manifiestan más verbalmente y en el diálogo que por escrito, por lo que en el colegio no podemos eludir la misión de enseñarles a expresarse oralmente.