Enrique Carrasco

Enrique Carrasco

Mi blog "Sin pelos en los dedos" 

Soy ingeniero de sistemas y padre de cuatro hijos, unos superando la adolescencia y otros en medio de ella. Mi intención con este blog, es comentar asuntos que creo son importantes para la vida del católico, teniendo en cuenta la situación de relativismo y pensamiento único que nos quieren inculcar. Sin ofender a nadie, sí me gustaría despertar en aquellos que lean mis artículos, el espíritu evangelizador y de lucha de los primeros cristianos que les llevó incluso a entregar sus vidas por Cristo y su Iglesia.

Enrique Carrasco, es autor, editor y responsable del Blog Sin pelos en los dedos, alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

Web URL::

Y ahora, ¿a quién votamos?

No se me alarmen queridos lectores, no voy a tratar de adoctrinarles ni de dirigir su voto de cara a las próximas elecciones del 20 de diciembre. Sobre todo porque, por desgracia, los católicos, no tenemos a nadie que nos represente, a lo mejor sí, pero hay que mirar con lupa.

Profanación en Pamplona

Sé que la mayoría de ustedes ya se han enterado del lamentable sacrilegio que se ha producido en Pamplona, perpetrado por un supuesto “artista”, llamado Abel Azcona, en una sacrílega exposición en unos locales cedidos por el Obispado de Pamplona al Ayuntamiento.

¿Sí o no, a la asignatura de Religión?

¡Vaya dilema!

Verán, llevo dándole vueltas a este tema durante largo tiempo. Al final, creo que la respuesta es: depende. Por un lado, es cierto que hay instituciones que son garantía de una buena doctrina (Discípulos de los Corazones de Jesús y María, Opus Dei, Religiosas de la Compañía del Salvador, etc.), pero la gran mayoría de centros son de su padre y de su madre, y no digo ya los colegios públicos.

Reflexión sobre muertes en Instituto Juan Fuster

Quiero hacer una reflexión sobre el suceso que ha tenido lugar el pasado 20 de abril en el Instituto Juan Fuster de Barcelona, en el que un niño de 13 años ha asesinado a un profesor y herido a varias personas.
Hoy todo el mundo se echa las manos a la cabeza, pide explicaciones, esta horrorizado por lo sucedido, y no deja de hacer cábalas de cómo ha podido suceder.

Suscribirse a este RSS