Facundo Delpierre

«No hay persona más feliz que el santo» In memoriam Facundo Delpierre Tosetto (1973-2018)

FA8

Facundo es una de esas personas que a todo el mundo le hubiera encantado conocer. Y si hubierais tenido la gracia de hacerlo, de haberla tratado más. Tenía esa fuerza abrasadora que imprime Dios en las almas de los conversos e irradiaba su divino fuego a todo el que tenía la dicha de encontrarse con él.

Facu –como le llamaban sus más allegados- murió de manera repentina el 11 de agosto del año 2018.  IFL tenía la dicha de contar con su colaboración en esta página, donde escribía en su blog «Educación, ¿y por qué no?». Sus artículos se pueden encontrar a continuación.

Aquí podéis leer sobre Facundo para poder conocer su semblanza.

«No hay persona más feliz que el santo» In memoriam PARTE I

«No hay persona más feliz que el santo» In memoriam PARTE II

 

Martes, 28 Abril 2015 00:00

Los pecados capitales: conocerlos

Queridos amigos, muy buenas nuevamente. Que la gracia de nuestro Señor nos inunde por siempre.

En esta ocasión, según lo que estamos desarrollando, comenzaremos por profundizar en cada uno de los pecados capitales.

Domingo, 15 Marzo 2015 01:00

Los pecados capitales

Queridos amigos,

Una alegría estar otra vez más juntos.

De acuerdo a lo que vamos desarrollando, nos toca ver en este artículo un poco más profundamente la persona humana.

Jueves, 12 Febrero 2015 01:00

Conocer para actuar

Queridos amigos, en esta oportunidad hablaremos de un tema capital, dada su importancia vital para la labor educativa que deseamos desarrollar.

Recordemos lo visto en artículos pasados, donde reflexionábamos sobre la imperiosa necesidad de conocer aquello sobre lo que actúo para poder hacer eficaz la tarea.

Miércoles, 14 Enero 2015 01:00

El sentido de la palabra del padre

Queridos amigos, en esta ocasión quisiera que juntos reflexionemos sobre el sentido de la palabra “padre” y las diferentes maneras de serlo.Utilizaré la palabra aplicada a ambos sexos, no refiriéndome exclusivamente al varón. Un error en el que fácilmente podemos caer, es en el de creer, que por el solo hecho de concebir, engendrar, dar a luz, y estar al lado de quien nace se es padre.