Todos a ayudar

Los niños pequeños son capaces de mucho más de lo que nos pensamos. Aunque los veamos chiquitines tienen una gran facilidad para aprender cosas nuevas y les encanta asumir retos. Tienen un gran deseo de crecer y parecerse a los mayores. Y eso lo tenemos que aprovechar para ayudarles a madurar.

¿Vale la pena tener una familia numerosa?

Cuando era recién casada y veía a las madres con cuatro o más hijos pequeños por la calle pensaba que estaban un poco locas o que eran unas irresponsables. Me parecía agotador cuidar de mis dos sobrinos pequeños y me imaginaba eso multiplicado por…

La muerte de mi hijo Juan

Hace unos días estuvimos comiendo con unos amigos que acababan de tener una niña. Ya tenían otro hijo de dos años y medio que había nacido justo cuando debía haber nacido nuestro hijo Juan. Verle corretear por el parque me impresionaba y me imaginaba lo distinta que sería nuestra vida si Juan estuviera entre nosotros en lugar de corretear por el Cielo pero, al mismo tiempo, daba gracias a Dios porque su presencia allá arriba ha dado un vuelco a nuestra familia. Os cuento.

Cómo sobrevivir a las vacaciones de Navidad

La Navidad es genial, pero para las madres se hace muy larga. Los niños en casa más de quince días, muchos planes de aquí para allá, las visitas a las abuelas, las compras pendientes que no hay manera de acabar… vamos, que aunque nos encantan, agradecemos que llegue el día 7 y todo vuelva a la normalidad.

Etiquetado como

Educar el corazón para la esperanza - Parte IV - Virtudes

Castidad

Es la transparencia y la inocencia del corazón, que lleva a mirar al otro con una mirada absolutamente pura, que le hace posible descubrir el valor sagrado, único e irrepetible de la persona que tiene delante, que nunca puede ser tratada como un medio o como un objeto, sino como un fin en sí misma.

Etiquetado como

Educar el corazón para la esperanza - Parte III - Encuentro

El encuentro con el otro es el “lugar del amor”.

En este encuentro se descubre, se conoce, se interpreta y se expresa el lenguaje del amor. Como se recoge en el escrito “La verdad del amor” publicado por la Conferencia Episcopal Española: “Aprender a amar consiste en primer lugar, en recibir el amor, en acogerlo, en experimentarlo y hacerlo propio”.

Etiquetado como
Suscribirse a este RSS