Alicante

Alicante es una ciudad llena de posibilidades para visitarla en familia. Ello se demuestra al conocer sus museos, parques temáticos cercanos, un importante patrimonio cultural, preciosas playas y una gran oferta de ocio.

Alicante es una ciudad con más de tres mil años de historia, como revelan los restos arqueológicos: el primer núcleo urbano propiamente dicho se remonta al siglo IV a.C donde se localiza, en el Tossal de Manises, la colonia íbero-romana de Lucentum. Actualmente, Alicante es la sede de la Casa del Mediterráneo, institución para el conocimiento mutuo entre España y los países mediterráneos.

Uno de los principales atractivos son sus playas, que año tras año reciben el prestigioso reconocimiento de la bandera azul; encontraremos la Playa de san Juan, las calas del cabo de la Huerta, la playa de la Almadraba y la del Postiguet, que están entre las más conocidas. Frente a la ciudad de Alicante encontramos la Isla de Tabarca, cuyas aguas destacan por su calidad, declaradas reserva marina del Mediterráneo.       

Además, la isla cuenta con una gran biodiversidad de flora y fauna.

El castillo de Santa Bárbara es también otra buena opción familiar. Lo encontramos sobre el monte Benacantil, a 166 m de altitud lindante con el mar, lo que le confería un enorme valor estratégico. En sus laderas se han encontrado restos arqueológicos de la Edad del Bronce, ibéricos y de la época romana, si bien el origen de la actual fortaleza hay que buscarlo a finales del siglo IX, periodo de dominación musulmana.

En el interior del castillo encontramos un interesante museo que recoge momentos o temáticas importantes de la historia de Alicante.

Otro museo muy especial de la ciudad es el museo de belenes, que nos muestra la gran tradición de la ciudad por su construcción. Igualmente se exhibe una colección de belenes de distintas partes del mundo, de gran originalidad. 

También es interesante visitar La Basílica de Santa María, ubicada en la plaza que lleva su mismo nombre.

Es la iglesia más antigua de la ciudad, y se construyó en estilo gótico entre los siglos XIV y XVI, sobre los restos de la antigua mezquita mayor de la ciudad, edificada durante la dominación musulmana.

Del interior destaca el altar mayor dorado rococó del siglo XVIII, el coro, en el más puro estilo gótico del siglo XIV, la capilla de la Inmaculada, del siglo XVI, con una imagen de Esteve Bonet (siglo XVIII) el antecoro, poseedor de una portada barroca de piedra y la capilla del Bautismo cuya pila en mármol blanco de Carrara es un trabajo italiano del siglo XVI atribuido a la escuela de Miguel Ángel.

Si buscamos pasearnos por un bonito espacio de recreo con los niños, es buena idea visitar el parque Lo Morant, situado en la zona norte de la Ciudad.

El parque goza de una superficie plana muy extensa, ideal para el paseo entre su vegetación frondosa y para el desarrollo de múltiples actividades.

Por sus recursos naturales, culturales y un excelente clima, Alicante es un destino ideal para viajar con niños todo el año.

Paula Baixauli.

InfoFamiliaLibre

En este autor se agrupa a todos los colaboradores que escriben y colaboran con su experiencia y conocimiento para enriquecer la web.