Asamblea familiar

La verdad es que no sé de dónde saqué la idea, pero está resultando ser estupenda

Probablemente inspirada por algo que leería en alguna parte, un día pensé que si en todas las empresas hay reuniones para ver cómo marcha todo, para hacer sugerencias, informar, organizar, planificar… ¿por qué no iba a haberlo en la empresa más importante que tengo que es mi familia

Se lo comenté a mi marido y, como ya está acostumbrado a mis locuras, me dijo que le parecía bien. Así que al día siguiente preparé una carta para cada uno en la que decía algo así como: 

 

QUERIDO  ……… :

ESTÁ INVITADO A LA PRIMERA ASAMBLEA FAMILIAR QUE TENDRÁ LUGAR EN EL SALÓN DE SU CASA EL DÍA “TAL” A LAS “TAL” HORAS.
EN ELLA TRATAREMOS LOS SIGUIENTES PUNTOS:

- AGRADECIMIENTOS.
- SUGERENCIAS Y PROPUESTAS.
- QUEJAS Y PROPUESTAS DE MEJORA.
- OTROS.

SE RUEGA ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD.
MUCHAS GRACIAS.
UN GRAN ABRAZO.

 

¿QUÉ PUNTOS POSITIVOS TIENE HACER ESTO EN CASA? 

Desde mi experiencia…

- Contribuye a crear un ambiente de confianza, en el que no da miedo ni vergüenza expresarse, porque el resto también lo hacen con libertad y respeto. 
- Se aprende a escuchar, a respetar el turno de palabra, a tener en cuenta las opiniones de los demás y a darse cuenta de que a veces incluso la suya era más acertada que la propia. 
- Se aprende a dialogar, a llegar a acuerdos, a negociar (lo que es negociable; hay cosas que no lo son). 
- Los niños se sienten parte importante de la familia al saberse escuchados y tenidos en cuenta. Esto fomenta su autoestima, lo que incide en muchos otros aspectos. 
- Normalmente las decisiones tomadas en las asambleas se respetan más que si se dicen en cualquier otro momento (por ejemplo, si hemos decidido que mi hijo mayor tiene que hacer tal tarea, es más probable que la haga si se ha determinado así en la asamblea que si se lo digo cualquier otro día).
- Se mantiene la comunicación entre los miembros de la familia y se crean lazos de unión
- Se piensa más en la familia, en ideas para hacer que funcione mejor, se solventan mejor los problemas.  

Y más cosas que seguro que ahora no estoy teniendo en cuenta. 

En cualquier caso, son todo puntos positivos…así que, ¿te animas a hacerlo en tu casa? (Y luego nos cuentas qué tal … )

Judit Hernández

Recién casada y madre, Laica del Hogar de la Madre. Diplomada en Magisterio, catequista y actualmente estudiando para ser profesora de religión.