Santo Tomás de Aquino - 5 remedios contra la tristeza

Santo Tomás de Aquino es un santo medieval que vivió en el siglo XIII, que ya era consciente de que el cuerpo sufre y nos puede la tristeza. Por eso creó un listado con 5 remedios contra la tristeza. 

Quizás puedas pensar qué tienen en común personas que vivieron hace 800 años con nosotros. Pero tenemos mucho más en común de lo que crees. Ellos también tenían sus días malos. También sufrían de desamores, problemas familiares o profesionales, enfados o enemistades... Creemos que son cosas de hoy en día, pero son problemas de siempre. 

También el problema que hay actualmente, es que cada vez somos más individualistas y nos puede el egocentrismo. El YO que parece la enfermedad de este siglo. En vez de apoyarnos en nuestra pareja, familiares, amigos, hermanos de la comunidad, nos encerramos en nosotros mismos, e intentamos resolver o ahogarnos en nuestras penas en vez de buscar ayuda. Ya se sabe el dicho de "una alegría compartida se multiplica y una tristeza compartida se divide".

A continuación os dejo el listado de los 5 remedios que nos propuso Santo Tomás hace 800 años y que siguen siendo válidos hoy en día:

1 - Darse un pequeño "lujo". Quizá suena un poco materialista y egoísta, pero de vez en cuando necesitamos y nos merecemos un pequeño "lujo". Ir a tomar algo al bar, comer fuera, pedir comida para llevar... Una pequeña recompensa por nuestro trabajo duro y una forma de animarnos un poco. Esto no tiene que ser una costumbre, porque si no, pierde todo su beneficio, pero de vez en cuando sí nos puede venir bien.

2 - Llorar. Quizá hoy en día podemos pensar que es de débiles, pero ya lo dice Santo Tomás: "llorar es un desahogo importante" para el cuerpo y el alma, porque limpia el dolor. Después de llorar, se puede ir todo el estrés y tensión que teníamos acumulados y puede hacernos ver mejor las cosas. Nuestro Señor también lloró, por ejemplo, cuando su amigo Lázaro murió. 

3 - La compasión de los amigos. Buscar ayuda y consuelo en los amigos puede ayudar mucho. Nos pueden hacer ver nuestros problemas y agobios desde otra perspectiva y darnos algún consejo. A veces, simplemente el compartir esa pena te hace sentir mejor. "...Una tristeza compartida se divide"

4 - La belleza de las cosas. Simplemente dejarse asombrar por algunas de las cosas hechas por el hombre o bellezas hechas por Dios. A esto me refiero con ir a un museo y ver obras de arte, ir a pasear o ir a la admirar la naturaleza, escuchar música... Todas esas cosas pueden ayudar cuando estás triste. Hay gente que tiene un lugar al que le gusta ir cuando está triste, escuchar algún tipo de música o canción. Incluso ir a ver al Santísimo puede hacernos sentir mejor.

5 - Dormir y bañarse. Puede parecer una tontería, pero algunas veces, dormir hace que luego tengamos las ideas más claras. Incluso a algunos les gusta darse un baño o ducha relajante para luego sentirse mucho mejor. Suena como si fuera algo muy del "cuerpo", pero eso puede y ayuda a que luego el alma esté mucho mejor. 

Todos tenemos días malos y problemas, pero no os agobiéis, pues eso hace mayor el problema. Seguid alguno de los consejos que nos dio Santo Tomás y veréis que os sentiréis un poco mejor.

Javier Gonzalez

Soy madrileño pero llevo 13 años viviendo en Cardiff (Gales). Me casé el año pasado y somos papás de una niña. Trabajo en el departamento financiero de un hospital y estamos como locos por volvernos a España.

Más en esta categoría: « Droga y Fe Familias numerosas »