Aflojar un tornillo

Aquí estamos otra vez con un consejo práctico para los manitas de la casa. Hoy vamos a "aflojar un tornillo".

Alguna vez nos hemos encontrado con un tornillo rebelde que no quiere salir y lo tenemos que quitar sin dañar el material que hay alrededor (si no sería más fácil, pero a nuestras mujeres no les gustaría el resultado).

Debes saber que esto dependerá de muchas cosas, sobre todo de la superficie y del tipo de tornillo. Si hablamos de tirafondo sobre madera, nos irá bien un poco de agua oxigenada entre el tornillo y la superficie, que filtre entre la unión; dejamos actuar y en la mayoría de las situaciones, funciona. Si lo que tienes es un tornillo con tuerca, en este caso lo aplicaremos entre la tuerca y el tornillo, o también podemos optar por calentar la tuerca con un mechero, de forma que dilate y facilite el afloje. Si el tornillo y la tuerca son metálicos, podemos utilizar un refresco de cola: con esto se afloja más rápido.

¡Ánimo! Como diría mi hijo: "esto está chupado".

Fernando Angelini

Soy argentino-italiano, casado y padre de tres preciosos hijos. Soy Laico del Hogar de la Madre.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo