Jueves, 12 Mayo 2016 00:00

La parábola del Padre misericordioso - Audiencia del Papa 11-05-2016

Escrito por

Este miércoles el Santo Padre nos habla sobre la parábola del Padre misericordioso. Nos explica la lógica de la misericordia del padre, la que todos nosotros debemos tener, y la lógica de los dos hijos, la que muchas veces nosotros tenemos.

El hijo menor piensa que tiene que ser castigado por sus pecados. ¿Cuántas veces no nos hemos sentido los más pecadores y las peores personas del mundo? ¿Cuántas veces hemos hecho algo malo? ¿Cuántas veces pensamos que tendríamos que recibir un castigo peor que el recibido?

Por el contrario, el hijo mayor piensa que tiene que ser recompensado por estar siempre presumiendo de estar con el padre. ¿Cuántas veces nos llenamos la boca diciendo que vamos más que nadie a misa o cuantos donativos haces o a cuantas personas ayudas…? O peor aún, empezamos a criticar que si fulanito hace esto mal, menganito dice que hace algo pero hace lo contrario. Como dice el refrán “Vemos la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el nuestro”

En cambio el padre nos muestra la misericordia. Los dos tienen pecados y a los dos se les perdona. Para eso él les invita a ambos a hacer una fiesta. Una fiesta de reconciliación donde se ve la misericordia del padre. No se castiga ni se premia, sino que se perdona. La alegría del padre es ver a sus hijos reconciliados y que ellos se vean como hermanos.

Todos somos pecadores y muchas veces nos comportamos como alguno de los dos hermanos, ¡o a veces incluso los dos a la vez!, y por eso pedimos a Dios, nuestro Padre, que nos perdone nuestros pecados. Pero somos criaturas tan débiles y pequeñas que caemos una y otra vez.  Lo importante es hacerlo lo mejor posible y poco a poco ir mejorando como persona. Dios está allí siempre para perdonarnos. Para eso tenemos el sacramento de reconciliación. La confesión es la forma que tiene nuestro Padre de celebrar una “fiesta” y perdonarnos. Él siempre está allí con los brazos abiertos, esperándonos. Pero acordaros que cuando os confeséis tenéis que pedir perdón de corazón y con propósito de enmienda.

 

A continuación, el resumen de la audiencia del Papa. Para leer la versión completa pincha aquí

"Queridos hermanos y hermanas:

La parábola del Padre misericordioso nos muestra la lógica de la misericordia de Dios. Esta marca su modo de actuar con los hombres, abre nuestros corazones a la esperanza y nos devuelve la dignidad de hijos de Dios. La lógica de la misericordia usada por el padre es muy distinta a la lógica usada por los dos hijos de la parábola, pues el hijo menor, sumido en la tristeza, pensaba merecer un castigo por los pecados cometidos, mientras que el hijo mayor, presumiendo de estar siempre con el padre, esperaba una recompensa por los servicios prestados. Tanto el uno como el otro necesitaban experimentar la misericordia, por eso el padre invita a ambos a hacer fiesta, pues la lógica de la misericordia no entiende de premios o castigos, sino de acoger a todo el que necesita misericordia y perdón, y de que todos vuelvan a ser hermanos. Precisamente en ver a los hijos juntos y reconociéndose como hermanos consiste la alegría del padre."

Soy madrileño pero llevo 13 años viviendo en Cardiff (Gales). Me casé el año pasado y somos papás de una niña. Trabajo en el departamento financiero de un hospital y estamos como locos por volvernos a España.