Sábado, 15 Octubre 2016 00:00

Octubre, mes del Rosario

Escrito por

La Iglesia ha dedicado un mes, el de octubre, para honrar a María con el rezo del Santo Rosario. Esta costumbre no debe verse con un sentido exclusivo, sino para resaltar la importancia que para nuestra vida ha de tener esta expresión de devoción a María.

“El Rosario de la Virgen María, difundido gradualmente en el segundo Milenio bajo el soplo del Espíritu de Dios, es una oración apreciada por numerosos Santos y fomentada por el Magisterio. En su sencillez y profundidad, sigue siendo también en este tercer Milenio, apenas iniciado, una oración de gran significado, destinada a producir frutos de santidad. Se encuadra bien en el camino espiritual de un cristianismo que, después de dos mil años, no ha perdido nada de la novedad de los orígenes, y se siente empujado por el Espíritu de Dios a «remar mar adentro» (duc in altum!), para anunciar, más aún, 'proclamar' a Cristo al mundo como Señor y Salvador, «el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn14, 6), el «fin de la historia humana, el punto en el que convergen los deseos de la historia y de la civilización». El Rosario, en efecto, aunque se distingue por su carácter mariano, es una oración centrada en la cristología. En la sobriedad de sus partes, concentra en sí la profundidad de todo el mensaje evangélico, del cual es como un compendio. En él resuena la oración de María, su perenne Magnificat por la obra de la Encarnación redentora en su seno virginal. Con él, el pueblo cristiano aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la profundidad de su amor. Mediante el Rosario, el creyente obtiene abundantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la Madre del Redentor” (Introducción Rosarium Virginis Mariae, san Juan Pablo II).

Para seguir reflexionando acerca de esta preciosa oración, os ofrecemos la serie de HM TV “Orando con María”. En ella, personas muy diferentes entre sí, responderán a preguntas tales como: “¿quién es María para ti?”, “¿por qué rezar a María con tanta frecuencia?”, “¿hay un antes y un después en tu vida después de comenzar a rezar el Rosario?”, “¿crees que merece la pena invocarla?”...

Mira a la Madre de toda la humanidad y di cincuenta veces “te quiero”.

En este link encontraréis los programas.

Clara Martínez Gomariz es Licenciada en Derecho y Master en Dirección de Personal y Gestión de RRHH. Trabaja desde hace hace quince años en el sector de las telecomunicaciones. Soy Laica del Hogar de la Madre.
Casada desde 2001, es madre adoptiva de una niña china de ocho años de edad y se encuentra desde hace seis años en un segundo proceso de adopción en este mismo país. Es miembro de Andeni, Asociación Nacional en Defensa del Niño. Ha leído diversos libros y artículos sobre adopción y ha asistido a charlas sobre el tema. Además, se mantiene en contacto permanente con un grupo de familias españolas y americanas con menores adoptados en China.