Miércoles, 07 Enero 2015 01:00

La última cima

Escrito por

Pablo Domínguez, sacerdote, sabía que iba a morir joven y deseaba hacerlo en la montaña. Entregó su vida a Dios...y Dios la aceptó.

Era conocido y querido por un número incalculable de personas que han dejado constancia de ello después de su muerte.

La última Cima muestra un tipo de sacerdote del que nadie habla: los sacerdotes generosos, alegres, serviciales, humildes...sacerdotes anónimos que sirven a Dios sirviendo a los hombres. En el film se muestra la huella profunda que puede dejar un buen sacerdote en las personas con las que se cruza, y cuestiona al espectador una pregunta comprometedora, ¿también yo podría vivir así?

La última cima es un homenaje a todos y cada uno de los sacerdotes, que con honradez predican en nombre de Dios y son además capaces de amar de forma incondicional. Cosa complicada en estos tiempos que corren, en los que cada hombre va a lo suyo y en los que, además, la Iglesia está cada vez más y más perseguida por la opinión pública.

Se transmite: un impulso a vivir el sacerdocio desde la cercanía, alegría, humor, disponibilidad; y un saber agradecer a los sacerdotes estos servicios.

En verdad, es una película vigorosa, alegre que te levanta el corazón. Es el testimonio de una vida entregada a la verdad, al servicio de los demás en la Iglesia.

FICHA TÉCNICA:
Título original:
La última cima.
Año: 2010.
Director: Juan Manuel Cotelo.
Producción: Manuel de Cominges, Antonio Torres y Javier de Silos.
Género: documental.
Duración: 82 min.
Productora: Infinito+1.

 

Nací en las Palmas de Gran Canaria, pero ahora vivo en un pueblecito de Navarra. Vengo de una familia católica en la que somos 4 hermanos, siendo yo la mayor. Actualmente estoy estudiando Enfermería en la Universidad Pública de Navarra. Cada día, después de las clases, me doy más cuenta de que existe Dios...nuestro cuerpo es impresionante (mando mis apuntes de Fisiología a quien quiera). Soy miembro del Hogar de la Madre de la Juventud. Provida 100%.

Media