Jueves, 17 Diciembre 2015 00:00

Sacramento de la Reconciliación - Audiencia del Papa 16 Diciembre 2015

Escrito por

Hoy el Papa no habla del Año Santo de la Misericordia, del amor y del perdón. 

El amor que tienen los padres por los hijos. Como el amor misericordioso que tiene nuestro Padre hacia nosotros.  Así deberíamos amar nosotros. Empezando por Dios y terminando con nuestros hermanos.

También nos habla del perdón. Perdonar a nuestros hermanos y no ser tan duros y exigentes con ellos. Aprovechemos el comienzo de este nuevo año para ser un poco más misericordiosos y recemos a Dios para que nos conceda ese don.

Amar y perdonar son signos concretos y visibles de nuestra fe. Pero antes de ello tenemos que ser perdonados y sentirnos amados por nuestro Padre.  Recibamos su divina bendición y perdón yendo al Sacramento de la Reconciliación. Una vez que nos sintamos perdonados y amados, seremos capaces de perdonar a los demás.

A continuación la audiencia del Santo Padre.

"Queridos hermanos y hermanas:

El Año Santo de la Misericordia ha comenzado en toda la Iglesia y se celebra en cada diócesis, como un signo visible del amor misericordioso del Padre y de la comunión universal. La Iglesia, que es “una”, vive la comunión con Dios mismo. Este misterio de comunión hace crecer y madurar en nuestro corazón el amor de Dios, que se manifiesta en la misericordia y el perdón. Amar y perdonar son el signo concreto y visible de que la fe ha cambiado nuestros corazones. Este gran signo de la vida cristiana se transforma después en muchos otros signos que son característicos del Jubileo, como el atravesar la Puerta Santa. La Puerta simboliza al mismo Jesús. Cuando pasamos por ella manifestamos nuestra confianza en él y el deseo de una verdadera conversión. Jesús nos anima a salir al encuentro de los demás para llevarles su amor. La confesión es un signo también importante del Jubileo. Acercarse al Sacramento de la Reconciliación es recibir directamente la misericordia divina y, si nos abrimos a ella, también nosotros seremos capaces de perdonar a los demás."

Soy madrileño pero llevo 13 años viviendo en Cardiff (Gales). Me casé el año pasado y somos papás de una niña. Trabajo en el departamento financiero de un hospital y estamos como locos por volvernos a España.