«Cosas raras» en casa

A veces te llegan personas asustadas diciendo que están pasando «cosas» en sus casas, «cosas raras»: electrodomésticos y luces que se encienden y apagan sin que nadie les toque; persianas que bajan o suben o puertas que se abren o cierran al margen de la voluntad de quien las observa;...

Enero 14, 2019 by Hna. Beatriz Liaño

La Epifanía del Señor

La Epifanía del Señor es una celebración cristiana. Etimológicamente, la palabra "epifanía" significa "manifestación" y referida al Señor, corresponde a los momentos en que Jesús se manifiesta o...

Enero 5, 2019 by Mercedes Lucas

Oración a San Miguel Arcángel

Me ha llamado mucho la atención que el Papa Francisco nos pida que recemos el Santo Rosario, que concluyamos con la oración “Bajo tu amparo”...

Diciembre 4, 2018 by Alberto Cañas

Recetas y trucos

Humus

Hoy, la receta en inglés viene de Nancy Rodríguez. Nos va a enseñar a hacer humus.

Recomendamos

Divino Niño

¡Ya estamos muy cerca de la venida del Niño Dios al mundo! ¡Dios se hace niño para venir a salvarnos!

La libertad crucificada: el padre Mourad, secuestrado por Daesh en Siria

El 21 de mayo de 2015, un grupo de hombres enmascarados y armados invadieron el monasterio de Mar Elian, en Al Qariatain, Siria. El padre Jaques Mourad era el responsable del mismo. Fue tomado como rehén inmediatamente, junto a Boutros, un postulante del convento. Permanecieron detenidos durante cuatro días en un vehículo en pleno desierto y luego fueron llevados a Raqqa, capital del Daesh en Siria, donde fueron encerraron en un baño. Pese a todo, hoy el padre Mourad afirma frente al equipo de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España: “Mi cautiverio ha sido un momento de gracia, he vivido la auténtica libertad”.

Cubas de la Sagra

Cubas de la Sagra es un pueblo perteneciente a la Comunidad de Madrid. En él se alza un monasterio en el mismo lugar donde la Virgen María, arrodillada, clavó una cruz de madera el 9 de marzo 1449.

Hogares de amor

Queridos lectores:

Este verano está siendo excepcional. Cuando dejamos nuestras vidas en manos de Dios, Él suele conducirnos por caminos que ni siquiera sospechábamos que podíamos transitar.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo