Confianza

Una de las definiciones que la RAE atribuye a la palabra CONFIANZA es la siguiente: “Esperanza firme que se tiene de alguien o algo”.

Enero 18, 2019 by Mercedes Lucas

«Cosas raras» en casa

A veces te llegan personas asustadas diciendo que están pasando «cosas» en sus casas, «cosas raras»: electrodomésticos y luces que se encienden y apagan sin...

Enero 14, 2019 by Hna. Beatriz Liaño

La Epifanía del Señor

La Epifanía del Señor es una celebración cristiana. Etimológicamente, la palabra "epifanía" significa "manifestación" y referida al Señor, corresponde a los momentos en que Jesús se manifiesta o...

Enero 5, 2019 by Mercedes Lucas

Recetas y trucos

Humus

Hoy, la receta en inglés viene de Nancy Rodríguez. Nos va a enseñar a hacer humus.

Recomendamos

Divino Niño

¡Ya estamos muy cerca de la venida del Niño Dios al mundo! ¡Dios se hace niño para venir a salvarnos!

Profundizando en el Adviento

En este mes de diciembre, el mundo vive envuelto en un clima de prisas, en períodos de cierre, examenes finales, mucha actividad, frenetismo, el corazón puesto en las compras...

Ante esto, la Iglesia propone justo lo contrario: el inicio del año litúrgico, un período de preparación, de silencio y reverencia con motivo del nacimiento de Dios, que se encarna en María Virgen tomando nuestra condición débil y siendo en todo igual a los hombres menos en el pecado. 

  • Publicado en Vídeos

Corona de Adviento: para llegar a Belén

Explica el Catecismo de la Iglesia Católica que “La venida del Hijo de Dios a la tierra es un acontecimiento tan inmenso que Dios quiso prepararlo durante siglos” (nº 522). Ciertamente, era necesario que la humanidad recorriera ese largo camino, hasta conseguir llegar al pobre pesebre de Belén. Allí, donde la Virgen Madre recostó a nuestro Redentor envuelto en pañales, debemos acudir también nosotros para adorarle y reconocerle como nuestro Dios y Señor.

El adviento en Familia

¡Otro año más que se acaba! Comienza de nuevo, una vez más, el Adviento, que trae consigo la Navidad, este tiempo litúrgico tan entrañable.
Pero, fácilmente vivimos el Adviento proyectados hacia la Navidad, desaprovechando  este momento de gracia. Cuantas gracias perdemos a lo largo de nuestra vida por no estar atentos, vigilantes como nos pide precisamente el Adviento.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo