Del piropo al absurdo

En verano, mientras estoy trajinando por la casa, me gusta escuchar zarzuela. Hoy he elegido “La del Manojo de Rosas” (1934) del Maestro Sorozábal:

Agosto 16, 2018 by Alberto Cañas

Hijos que estorban

Es tiempo de descansar, “desconectar”, relajarse, pero, lo siento, yo quiero denunciar. Denunciar el egoísmo, la estupidez y la necedad de una sociedad que ha decidido...

Agosto 8, 2018 by Mercedes Lucas

La lección de la muerte

Sabemos que la muerte pone fin a la vida. Sabemos que la muerte es el final común de todo ser viviente, aunque vivamos de espaldas...

Julio 6, 2018 by José Antonio Puig Camps

Recetas y trucos

Humus

Hoy, la receta en inglés viene de Nancy Rodríguez. Nos va a enseñar a hacer humus.

Recomendamos

¡Qué bello es vivir!

Dentro de la programación navideña de las cadenas televisivas, se ha convertido en tradicional encontrar una tarde de cine en...

Profundizando en el Adviento

En este mes de diciembre, el mundo vive envuelto en un clima de prisas, en períodos de cierre, examenes finales, mucha actividad, frenetismo, el corazón puesto en las compras...

Ante esto, la Iglesia propone justo lo contrario: el inicio del año litúrgico, un período de preparación, de silencio y reverencia con motivo del nacimiento de Dios, que se encarna en María Virgen tomando nuestra condición débil y siendo en todo igual a los hombres menos en el pecado. 

  • Publicado en Vídeos

Corona de Adviento: para llegar a Belén

Explica el Catecismo de la Iglesia Católica que “La venida del Hijo de Dios a la tierra es un acontecimiento tan inmenso que Dios quiso prepararlo durante siglos” (nº 522). Ciertamente, era necesario que la humanidad recorriera ese largo camino, hasta conseguir llegar al pobre pesebre de Belén. Allí, donde la Virgen Madre recostó a nuestro Redentor envuelto en pañales, debemos acudir también nosotros para adorarle y reconocerle como nuestro Dios y Señor.

El adviento en Familia

¡Otro año más que se acaba! Comienza de nuevo, una vez más, el Adviento, que trae consigo la Navidad, este tiempo litúrgico tan entrañable.
Pero, fácilmente vivimos el Adviento proyectados hacia la Navidad, desaprovechando  este momento de gracia. Cuantas gracias perdemos a lo largo de nuestra vida por no estar atentos, vigilantes como nos pide precisamente el Adviento.