Cómo enseñar a tu hijo a tolerar la frustración

La semana pasada acudí a una charla muy interesante en la Escuela de Padres del cole de uno de mis hijos. La ponente era Pilar Alamá, una experta educadora con muchos años a sus espaldas trabajando con niños en la etapa de infantil.  Voy a intentar transmitiros todo lo que...

Julio 28, 2017 by María de Selva

Homilía, 13 de noviembre del 2015

La palabra de Dios tiene el poder de purificación y de exorcización. Purifica el alma, sobre todo,  de malas ideas que nos entran provenientes del...

Julio 27, 2017 by P. Rafael Alonso Reymundo

De Amicitae

Si una ventaja tiene haber estudiado letras y no “ser víctima de la LOGSE”, es que los clásicos te pueden sacar de algún apuro. Haber...

Julio 26, 2017 by Alberto Cañas

Recetas y trucos

Galletas de avena

¡Con el calor que hace y yo haciendo pruebas con el horno! Menos mal que esta vez el invento ha tardado...

Recomendamos

Fátima: los días 13 puedes ganar indulgencia

El día 13 de junio fui a misa y me encontré con que podía ganar indulgencia plenaria, ¡qué alegría!

El P. Amorth y Garabandal

El pasado 16 de septiembre de 2016, fallecía en Roma el P. Gabriele Amorth. Era, seguramente, uno de los más conocidos exorcistas de todo el mundo, y también uno de los más temidos por Satanás. Además de no tenerle miedo al diablo, tampoco se lo tuvo a los micrófonos ni a las cámaras. Es más, no desaprovechaba ocasión de usarlos cuando se le ofrecían, para publicar que el demonio existe, que no es un cuento, y que es un ser malvado, que odia a Dios y que, movido de una perversa envidia, busca la ruina eterna de los seres humanos. Lo que quizás no se conozca tanto de él fue la relación que tuvo con las apariciones de la Virgen en San Sebastián de Garabandal (1961-1964 Cantabria, España). Yo lo supe casi por casualidad, o mejor dicho, por providencia.

Memorias de un exorcista

Este último verano estuve leyendo algunos libros, y me gustaría recomendar uno de ellos "Memorias de un exorcista", del P. Gabriele Amorth. El P. Amorth es seguramente el exorcista más conocido en todo el mundo, y es buenísimo.