Las tentaciones de Jesús

Al salir de la Eucaristía dominical, camino a casa, me gusta comentar con mi mujer y con mis hijos la homilía del sacerdote y repasar reflexionando el Evangelio y las lecturas precedentes, e incluso relacionar unas con otras cuando es posible.El primer domingo de Cuaresma tiene por Evangelio las tentaciones...

Abril 11, 2019 by Alberto Cañas

A vueltas con la comunicación

Seguimos con la comunicación porque, por frecuente que pueda resultar como tema, no deja de ser la verdadera columna vertebral de nuestra relación. Si conseguimos...

Marzo 11, 2019 by Nacho Tornel

Propósito de año nuevo

Con el nuevo año ya comenzado y la mayoría de las rutinas en marcha, me parecía oportuno señalar una “rutina” de las buenas que debe...

Marzo 8, 2019 by Nacho Tornel

Recetas y trucos

Humus

Hoy, la receta en inglés viene de Nancy Rodríguez. Nos va a enseñar a hacer humus.

Recomendamos

La reina de mis cuentos

Hoy os quería recomendar una canción de Felipe Gómez, un cantante colombiano, padre de seis hijos y con un testimonio precioso...

Vivir sin televisión

Estar…está. Y en el mismo sitio de siempre. Pero no se ve ni lo mismo, ni durante el mismo tiempo. No llevo la cuenta, ni recuerdo desde cuándo, pero calculo un año aproximadamente. 

Hablar de sexo... ¿con mis hijos?

Cada vez los niños se enteran antes de cómo es el mundo de los mayores. Las imágenes entran por sus ojos y las conversaciones se van colando en sus oídos. Es sorprendente lo rápido que aprenden a utilizar los ordenadores o a bailar como adultos que han ensayado coreografías… ¿y pensáis que sólo es eso?

Como Cagancho en Almagro

Es esta una expresión taurina para expresar que alguien queda muy mal, pero lo cierto es que nadie conoce al tal Cagancho y lo que hizo en Almagro. Tal vez sea más acertada la expresión “Como Rufete en Lorca” para el tema a tratar, porque el tal Rufete (torerillo murciano) además de quedar mal, fue incapaz de actuar como debía, perjudicando a terceros.

Hijos que estorban

Es tiempo de descansar, “desconectar”, relajarse, pero, lo siento, yo quiero denunciar.

Denunciar el egoísmo, la estupidez y la necedad de una sociedad que ha decidido que la vida no merece la pena ser vivida. Y que sólo es válida cuando se rinde al placer de los sentidos, al culto al cuerpo o a la diversión extrema. 

Hablando de valores

Recibo la siguiente cita por whatsapp, por lo que me perdonarán que desconozca el autor:

“Tiempos difíciles crean hombres fuertes.
Hombres fuertes crean buenos tiempos.
Buenos tiempos crean hombres débiles.
Hombres débiles crean tiempos difíciles”.

Embarazo ectópico

Después de ciertas sospechas…test de embarazo y ¡estabas en lo cierto! De nuevo esa alegría indescriptible, esa sensación tan especial de saber que una nueva vida crece dentro de ti… Lo compartes con tu marido…y tu alegría se vuelve también la suya… ¡Gracias Señor por este nuevo regalo! Comenzáis ya a imaginar todas las situaciones posibles que os esperan con un tercero corriendo por la casa…hasta te parece divertido pensar en el alboroto que van a montar… 

Cómo pasar más tiempo con nuestros hijos

Hoy en día, con las obligaciones del trabajo, casa, eventos sociales… estamos agotados de no parar… y muchas veces nos olvidamos de nuestros hijos. Ellos también necesitan de su padre y su madre para que les enseñen y jueguen con ellos.  El Papa Francisco ya lo dijo hace tiempo en su cuenta de Twitter: “Padres: ¿saben “perder el tiempo” con sus hijos? Es una de las cosas más importantes que pueden hacer todos los días”.

Familias numerosas II (Mi experiencia)

Cuando tenía unos 16 años, los clérigos de San Viator, con los que estudiaba en su colegio de Madrid, me propusieron, a través del subdirector y gran amigo Ignacio González de Zárate, si quería estudiar en su seminario de Valladolid el C.O.U. ,y despué,s los estudios universitarios que eligiese y con el tiempo formar parte de su comunidad; me conocían desde los 6 años, formaba parte de sus grupos de juventud C.A.L. (Centro de Animación Litúrgica) y de Tierras Nuevas (catequesis para la Confirmación): en definitiva, daba el perfil. Me sentí orgulloso, agradecido y honrado por la propuesta, pero les dije que mi vocación era otra: formar una familia.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo