Mi experiencia en una familia numerosa

Me llamo Maite Ferrín López, vengo de Murcia y con 18 años, soy la última de siete hermanos. Mi familia siempre ha sido católica practicante, gracias a Dios. Mis padres, Fernando Ferrín Calamita y María Asunción López Señor, se casaron en Madrid y es entonces cuando, sin preverlo aunque queriéndolo...

Marzo 28, 2017 by InfoFamiliaLibre

Espiritualidad conyugal (Segunda parte)

Para leer la primera parte, pincha aquí. Los esposos están llamados a ser sal de la tierra y luz del mundo. Deben entregarse para transformar el...

Marzo 27, 2017 by P. Félix López

Necesitamos formación

Para empezar la clase con los cursos de Educación Infantil, niños de 3 y 4 años, cantamos la canción “Hola, hola, Jesús” del proyecto “Hola...

Marzo 23, 2017 by Alberto Cañas

Recetas y trucos

Hacemos palomitas de maíz

¿Quién no ha probado este riquísimo aperitivo que tanto a niños como a adultos nos gusta? Estamos hablando de las...

Recomendamos

Silencios de San José

¡Hoy celebramos la fiesta de San José, esposo de la Virgen María! Y por tanto, como tradición, celebramos el día del...

Mi experiencia en una familia numerosa

Me llamo Maite Ferrín López, vengo de Murcia y con 18 años, soy la última de siete hermanos. Mi familia siempre ha sido católica practicante, gracias a Dios. Mis padres, Fernando Ferrín Calamita y María Asunción López Señor, se casaron en Madrid y es entonces cuando, sin preverlo aunque queriéndolo, comenzó nuestra gran familia a crecer.

El regalo de Sofía

Manuel y Marta son los padres de Sofía. Para ellos, su hija es el tesoro de la familia. Su llegada fue difícil y diferente a lo planeado, sin embargo, conforme fueron pasando los días, empezaron a descubrir en ella un auténtico regalo. Durante el embarazo, las ecografías mostraban que apenas crecía, por ello, los médicos decidieron planificar una cesárea y adelantar el parto. Fue entonces cuando se descubrió que tenía Síndrome de Down.

  • Publicado en Vídeos

El milagro de los Andes

"Un grupo de mamás pusimos toda nuestra esperanza en la Virgen María aparecida en Garabandal y recuperamos vivos a nuestros hijos"

¿Venció la muerte o el amor?

Valeria nació con riñones no funcionales: displasia renal bilateral. Una de esas enfermedades limitantes de la vida. Sus padres lo sabían desde la semana 17 de gestación y decidieron cuidarla y cuidar cada momento de su vida… y de su muerte. Todos preparamos los grandes acontecimientos de nuestra vida y de la vida de nuestros hijos con detalle, amorosamente… ¿Por qué no la despedida definitiva de un hijo, por qué no la muerte?

"Oh, mi Señor Jesús": un grito de fe antes de morir

“Ya Rabbi Yasou”: “Oh, mi Señor Jesús”. Quien lo haya visto en los labios de alguno de los hombres que murieron en una playa de Libia, justo antes de ser decapitados, no podrá olvidarlo jamás. Samuil Alham Wilson era uno de esos 21 cristianos coptos que fueron secuestrados y luego asesinados por el Daesh hace dos años. La Iglesia Copta los ha reconocido como mártires y el pasado 15 de febrero celebrabamos su memoria litúrgica.

Los santos de la puerta de al lado

Tan real como la vida misma y tan normal como la vida misma.

La verdad es que no sé cómo empezar a hablar de este matrimonio, porque han tenido una vida tan normal, tan normal, que hasta cualquiera de nosotros podría tenerla o, a lo mejor, ya la tiene.

Cómo superar la muerte de un hijo

Hoy queremos dar las gracias a Sergio Cardona Patau y a su mujer por permitirnos publicar su testimonio ante la pérdida de un hijo.

Todos buscamos la felicidad. Es un mensaje de lo más valorado curiosamente en estos foros profesionales, pero ¿en qué consiste la felicidad? ¿Cómo puede uno sobreponerse al golpe de la muerte de un niño sobre todo si es el propio hijo?

Los padres no deberíamos ver morir a nuestros hijos. Cuando un padre o una madre pierde a un hijo, algo muere dentro de ellos.

Ya la vida no se ve igual ni las cosas se valoran igual. Ayer escuché la experiencia del ex jugador del Real Madrid de baloncesto Alfonso del Corral, médico traumatólogo; me sobrecogió; él perdió a un hijo de seis años en un accidente. Es muy distinta su experiencia a la mía, sin embargo vibramos en la misma onda. Yo contaré mi experiencia personal.