Conocerse para conocer nº7: La búsqueda del conocimiento y el sentido de todo. La observación de la realidad

Descarga el audio (clic con el botón derecho y "guardar enlace como...") Esta charla es la séptima y última del cursillo "Conocerse para conocer". Para escuchar el resto del cursillo, pincha en Nº 1: Introducción, búsqueda de la Verdad y estructura básica del ser humano Nº 2: Consecuencias prácticas de la estructura del...

Febrero 18, 2019 by Humberto Velázquez Muñoz

Conocerse para conocer nº6: La práctica del amor afectivo y sus lenguajes

Descarga el audio (clic con el botón derecho y "guardar enlace como...") Esta charla es la sexta del cursillo "Conocerse para conocer". Para escuchar el resto...

Febrero 11, 2019 by Humberto Velázquez Muñoz

Vivir sin televisión

Estar…está. Y en el mismo sitio de siempre. Pero no se ve ni lo mismo, ni durante el mismo tiempo. No llevo la cuenta, ni...

Febrero 8, 2019 by Judit Hernández

Recetas y trucos

Humus

Hoy, la receta en inglés viene de Nancy Rodríguez. Nos va a enseñar a hacer humus.

Recomendamos

Divino Niño

¡Ya estamos muy cerca de la venida del Niño Dios al mundo! ¡Dios se hace niño para venir a salvarnos!

Hna. Beatriz Liaño

Hna. Beatriz Liaño

Sierva del Hogar de la Madre

Web URL::

«Cosas raras» en casa

A veces te llegan personas asustadas diciendo que están pasando «cosas» en sus casas, «cosas raras»: electrodomésticos y luces que se encienden y apagan sin que nadie les toque; persianas que bajan o suben o puertas que se abren o cierran al margen de la voluntad de quien las observa; olores, ruidos, golpes, sombras, presencias inexplicables; muebles u objetos que aparecen fuera de lugar… Cosas raras. Al leer estas líneas, algunos pensarán: «Bueno, casi todas esas cosas pueden tener una explicación natural. O puede ser que la persona que te lo contó tenga una excesiva imaginación, o sea muy aprensiva, o se esté volviendo loca… Puede ser, ¿no?»

Ayuno y abstinencia, ¿sumisión o libertad?

Tanto en el cristianismo como el Islam encontramos la práctica del ayuno. A simple vista podría parecer un lazo que nos une, pero cuando se estudian con un poco de profundidad las motivaciones con las que ayunan cristianos y musulmanes descubrimos asombrados que esta práctica antes que acercarnos, nos aleja. Quizás es buen reflexionar sobre estas diferencias, precisamente para comprender el verdadero sentido de la mortificación cristiana.

Una monstruosa ignorancia

Días atrás escuché una triste anécdota de labios de un profesor de una facultad de teología romana. Nos comentó que, hace un tiempo, vio un programa de televisión. Unos periodistas se acercaron a plaza San Pedro. Micrófono en mano, fueron preguntando a los sacerdotes que cruzaban por ahí, abordando incluso a un obispo.

María: movimiento uniforme acelerado hacia Dios

Estoy leyendo La Madre del Salvador, del P. Reginald Garrigou-Lagrange, teólogo dominico de fama internacional. El libro es un auténtico tratado de mariología que profundiza en la doctrina de la Iglesia sobre la Virgen María, reflexionando acerca de cuestiones claves que nos permiten conocer más y más quién es María, y la obra que Dios realizó en Ella. Pero Garrigou-Lagrange no se conforma con exponer —aunque sea magistralmente— la doctrina revelada sobre Nuestra Madre  y reflexionada por los teólogos más importantes de la Historia de la Iglesia. Su objetivo es claro y lo expone desde la primera línea que escribe en el prólogo: «En este libro deseamos exponer las doctrinas fundamentales de la Mariología con relación a nuestra vida interior». Y lo consigue.

Suscribirse a este RSS
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo