Javier Ros

Javier Ros

Mi blog "Familia, ¡sé lo que eres!"

Nací en Valencia (España) en 1972, estoy casado y soy padre de 5 hijos. Junto con esta tarea fundamental, que es mi familia, soy profesor en la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” y en el Instituto Pontificio Juan Pablo II (sección española), así como profesor en la Escolanía de Ntra. Sra. De los Desamparados de Valencia.

Siendo importantes el doctorado en Sociología, la licenciatura en Geografía e Historia y la diplomatura en Ciencias Religiosas, el máster en Ciencias del matrimonio y la familia del Pontificio Instituto Juan Pablo II ha sido la pieza clave en mi formación. Desde la perspectiva de familia se abre un campo interesantísimo y urgente en la construcción de una sociedad más humana y una Iglesia más cercana.

Javier Ros Codoñer es autor, editor y responsable del Blog Familia, ¡sé lo que eres!, alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

Web URL::

¡Qué animalada!

Me he dado cuenta últimamente de que es más habitual de lo que pensaba nombrar a los animales, especialmente a los de raza canina, con nombres familiares. De este modo, a la caniche se le llama hija y, a continuación, adquiere las posiciones relativas de todo el sistema de parentesco: es hermana, sobrina… Pero no sólo nos encontramos a sus dueños colocando a la mascota en el espacio de las relaciones familiares sino que el resto de la familia extensa en no pocas ocasiones también entra en el juego.

No Engels, nunca tuviste razón

Nunca es fácil conocer los orígenes de las prácticas sociales porque muchas de ellas se hunden en la noche de los tiempos. La familia es una de ellas ya que no conocemos ninguna cultura en la que no haya estado presente en alguna de sus formas o aproximaciones. Una de las explicaciones más influyentes en el pensamiento moderno, que no por ello conocida, es la que aportó Fiedrich Engels.

Querido Rousseau… ¿Y la familia?

En ocasiones se habla del contrato social como uno de los conceptos clave para entender el origen de la sociedad y del Estado. Ciertamente se trata de una de las ideas favoritas de muchos pensadores sociales y políticos. Creo que es necesario hacer un análisis crítico del mismo desde la perspectiva de familia, ya que con ello podemos arrojar una gran luz sobre este mito fundacional de la modernidad.

Suscribirse a este RSS