Martes, 23 Febrero 2021 00:00

Historia de la píldora anticonceptiva

Escrito por

La historia de los anticonceptivos orales se remonta a los años 60 cuando, en un contexto de lo que se llamó la “revolución sexual”, una enfermera de ideas radicales de la época (Margaret Sanger, conocida por su feminismo, pero también podemos destacar sus ideas racistas y eugenésicas) decidió buscar financiación para la investigación de una píldora anticonceptiva que pudiera ser usada por todas las mujeres en edad fértil para “escoger el número de hijos que deseaban tener".

Asimismo, en sus escritos podemos encontrar que también en su idea originaria estaba el control de poblaciones “indeseadas" como afroamericanos y latinoamericanos en Estados Unidos. Así pues, la píldora comenzó su andadura tras las investigaciones preliminares, siendo probada inicialmente en una población reducida y marginal de mujeres portorriqueñas. Una actuación que hoy en día no se aprobaría (o no debería aprobarse) por parte de ningún comité de bioética. Una investigación insuficiente, con un claro sesgo sexista y racial, sin un seguimiento a largo plazo de los efectos secundarios que podrían sucederse. 

Y así fue cómo se comenzó a generalizar el uso de la ya conocida como “píldora” entre toda la población. Inicialmente estaba aprobada solamente para usos "médicos" y no para la anticoncepción. Ya se encargaron los fabricantes de investigar presuntos usos médicos que hemos ido arrastrando hasta nuestros días (y de los cuales hablaremos) para ampliar la población diana que pudiera usar este producto. Y ya se encargaron médicos sin escrúpulos de recetarlo para cualquier mujer con intención anticonceptiva bajo capa de “uso médico". Posteriormente, se aprobó como anticonceptivo solo en el caso de casados, para poco después extenderse a toda la población. 

Lo que nos encontramos hoy en día es que este fármaco está ampliamente difundido no únicamente para la anticoncepción, sino para otras patologías para las que no tiene la aprobación en su ficha técnica (en países como Francia, el 50% de las mujeres entre 15-49 años toman la píldora). Al hablar de píldora, hablamos también de cualquier método hormonal donde incluiríamos (ya que comparten actuación y efectos secundarios principales) el parche anticonceptivo, el anillo anticonceptivo, el implante y el inyectable anticonceptivos. En el próximo post hablaremos de su funcionamiento, ¡no te lo pierdas! 

Helena Marcos

foto gravatarLaica consagrada en las Apóstoles de los Corazones de Jesús y María (ACIM), miembro de los Grupos de Oración del Corazón de Jesús (GOCJ)

Médico especialista en Medicina de Familia y Comunitaria. Médico consultor en Naprotecnología, ejerce su trabajo actualmente en la consulta de Fertilidad del COF de la Diócesis de Getafe.

Monitora certificada en Sistema Creighton. 

Vicepresidenta de los FertilityCare Centers of Spain.  Socia fundadora de la Asociación Española de Naprotecnología. 

https://www.infofamilialibre.com/index.php/la-vida-y-tu