María de Selva

María de Selva

Economista por la Universidad de Navarra. He sido profesora ayudante de Macroeconomía en la Universidad de Zurich, gerente de Aguirretel SL y documentalista de la Asociación Valenciana de Empresarios, entre otras cosas. Actualmente, soy ama de casa y madre, a tiempo completo de cinco pequeños, aunque en mis tiempos libres colaboro con distintas actividades educativas y completo mis estudios de postgrado en la UPV.

Web URL::

Las necesidades afectivas de los niños

Cada niño es distinto y eso lo constatan de modo especial las madres de familia numerosa. Es asombroso ver cómo de los mismos padres salen hijos tan parecidos y tan diferentes al mismo tiempo. Pero todos, todos, necesitan del afecto de sus padres. Ahora viene la pregunta del millón: ¿Cuál es la medida de afecto adecuada para cada niño? Porque algunos pensarán que todo cariño es poco, que cuanto más, mejor. Y eso es verdad, pero al mismo tiempo se corre el peligro de hacer niños blandos cuando se les rodea de tanto afecto que no hay margen para la exigencia y la educación en las virtudes. 

Es que mi hijo...

A menudo excusamos a nuestros hijos. Nos cuesta aceptar, de cara a los demás, que se portan mal, que no siempre los educamos de la manera más correcta, aunque seguro que lo hacemos lo mejor que sabemos. Y de modo inconsciente buscamos una excusa para su mal comportamiento: es que mi hijo es tan inteligente que me responde de un modo… es que mi hijo es muy buen chaval, pero en el cole aprende a portarse mal de sus compañeros…. es que mi hijo no duerme bien y por eso está tan alterado….

Cómo enseñar a tu hijo a tolerar la frustración

La semana pasada acudí a una charla muy interesante en la Escuela de Padres del cole de uno de mis hijos. La ponente era Pilar Alamá, una experta educadora con muchos años a sus espaldas trabajando con niños en la etapa de infantil.  Voy a intentar transmitiros todo lo que nos enseñó.

Los Reyes Magos, nuestros aliados

Os quería transmitir una experiencia de estas Navidades que nos ha resultado muy eficaz con uno de nuestros hijos. No sabéis lo que le ha ayudado a querer portarse bien. No sé lo que le durará, pero por ahora sigue efectivo…

Resulta que este hijo nuestro llevaba mucho tiempo portándose mal. Siempre chinchando a sus hermanos y con muy pocas ganas de colaborar en casa. Llegó a tener tan mala actitud a sus 7 años que le amenacé con escribir a los Reyes para que le trajeran, de verdad, lo que se merecía. Él era consciente de que no iba a recibir más que carbón. Y del de verdad.

Suscribirse a este RSS