Miércoles, 20 Abril 2016 00:00

11 hábitos en las parejas felices

Escrito por

¿Habéis pensado que se necesita para ser feliz en el matrimonio? Hay muchas cosas que se pueden hacer para que esa persona con la que has decido compartir tu vida, hasta que la muerte os separe, no se convierta en un extraño.  Los pequeños gestos cotidianos harán que sigáis siendo atentos con vuestro cónyuge, mostrando amor y haciéndole ver que os importa.

1. Se van a la cama al mismo tiempo
Qué mejor forma que terminar el día que con vuestro cónyuge al lado. Hay que evitar la tentación de quedarse hasta más tarde e ir con vuestro cónyuge a la cama. Eso no quita que cuando vuestro cónyuge este dormido sigáis haciendo lo que estabais haciendo. Aunque a lo mejor la pregunta sería: ¿es más importante lo que estabais haciendo que vuestro cónyuge? ¿No puede esperar hasta mañana? También hay que tener en cuenta que yendo los dos a la vez a la cama, se abre la posibilidad de compartir un rato juntos, cosa que sería más difícil que sucediese si os acostárais a horas diferentes.  

2. Cultivar intereses comunes
Cuando las parejas se dan cuenta que tienen pocas cosas en común, se empiezan a reocupar menos por su pareja y a pasar menos tiempo con ella. Por eso hay que tener intereses en común, como ver alguna serie, senderismo, ir al cine… Si veis que no tenéis, podéis buscarlos, algo como montar en bici, ir al gimnasio juntos, aficionaros a una serie nueva. Un ejemplo de esto lo he visto en el caso de mis suegros, ellos no le dan importancia a si me gusta o no lo que está haciendo mi cónyuge, sino que se “sacrifican” o ven que es más importante pasar tiempo en pareja, que estar haciendo cosas diferentes.  Por ejemplo, a mi suegra no le gusta el fútbol pero a mi suegro sí. Entonces, cuando hay un partido de fútbol, mi suegra se sienta al lado de su marido y mientras lee un libro, juega al ordenador... incluso en ocasiones hasta lo ve y comenta las jugadas, jaja… Por su parte, a mi suegra le gustan mucho las telenovelas y a mi suegro no, pero él se queda viéndolas con su mujer y a veces le pregunta quién es quién o qué pasa. Tengo que confesaros que ahora a mi suegro le encantan las telenovelas, pero no se lo digáis.  

3. Se agarran de la mano o van uno al lado del otro
Cuando erais novios os agarrabais de la mano ¿Por qué no lo seguís haciendo? Es un gesto muy bonito y romántico. A veces no se puede porque tenéis las manos ocupadas con el carrito del bebe, agarrando la mano de algún hijo o con la compra. Sin embargo eso no quita que podáis ir juntos uno al lado del otro. Si se va más lento o uno de los dos se para para ver algo, el otro se puede parar y así no se pierde el sentido de la compañía. 

4. Confían y perdonan
En las pequeñas discusiones rutinarias que no se llegan a solucionar, hay que recordar que los dos sois un equipo y no hay forma de que gane uno y pierda el otro, o ganáis los dos o perdéis los dos.  Siempre hay que confiar en el cónyuge y perdonarse sin guardar rencor.

5. Les importa más lo que el cónyuge hace bien
Es muy fácil que caigamos en buscar cosas malas del cónyuge y que siempre nos centremos en lo malo.  Siempre hay que pensar y buscar en las cosas buenas que tiene y potenciarlas. Tenemos que ser el mayor halagador de nuestro cónyuge, no su mayor crítico. 

6. Se abrazan al reencontrarse
Volver a casa de trabajar o de haber ido a algún lado y que te reciban en casa con un abrazo y un beso.  No hay forma más bonita de llegar al hogar. O hacer lo mismo cuando quedáis en algún sitio vuestro cónyuge y tú. Dicen que nuestra piel tiene memoria. Las buenas caricias son amor, las malas son abuso y la falta de caricias son descuido. 

7. Se dicen “te amo” y “pasa un buen día” todas las mañanas
Una bonita forma de comenzar el día mostrándose cariñoso y darse ánimos para los problemas y dificultades que puedas encontrar en el trabajo.  

8. Se dicen “buenas noches” y se dan un beso cada noche
Darse siempre las buenas noches y un beso independientemente de cómo os sintáis antes de dormir. Eso demuestra ante todo qué queréis a vuestro cónyuge, sin importar el cómo estés con él/ella, y que es más importante que cualquier problema. Con el punto 7 y el 8 demostráis que vuestro cónyuge es en lo primero que os acordáis al despertaros y lo último al iros a dormir.

9. Llamar o escribir un pequeño mensaje durante el día
Así demostráis que os acordáis de la otra persona, que os preocupáis por él/ella y os interesa como les va el día. Ayuda a mantener la complicidad y conexión aun cuando no os veis. Podéis escribir simplemente: “¿qué tal el día?”, “te amo”, “te echo de menos”. Un ratito que podéis compartir juntos, aunque no estéis juntos físicamente, que hará que os sintáis más cerca el uno del otro.   

10. Os sentís orgullosos de vuestro cónyuge
A las parejas felices les gusta estar juntos, disfrutar del otro y no se avergüenzan de él/ella cuando están en público. Se dirigen miraditas, se tocan, se sientan donde puedan verse aunque no estén pegados… Pequeños detalles que hará que la gente piense que estáis enamorados como dos adolescentes. La verdad es que ver matrimonios ya mayores que muestran ese amor es digno de desear. No quiere decirse que no hayan pasado malos momentos, seguro que sí y muchos, pero a pesar de eso, siguen juntos y se aman más y más cada día.

11. Rezan juntos
Esto no es un hábito sino algo que tiene que ser vivido día a día. Algo necesario para vivir, como el comer o el beber. Recen, recen juntos, recen por el otro. Ir a misa juntos, bendecir la mesa, rezar el Ángelus, el Rosario, encender velas por el otro, pedir al Señor por vuestro cónyuge y por vuestra familia… Mantener siempre a Dios es vuestras familias, ¡así seréis una familia feliz!

Soy madrileño pero llevo 13 años viviendo en Cardiff (Gales). Me casé el año pasado y somos papás de una niña. Trabajo en el departamento financiero de un hospital y estamos como locos por volvernos a España.