Martes, 17 Mayo 2016 00:00

Ley de Familias numerosas

Escrito por

Siguiendo con el tema de las ayudas a las familias numerosas del que trataba en el anterior artículo, en esta ocasión querría bucear en la Ley Estatal para la protección de las Familias Numerosas (Ley 40/2003).

He de reconocer que no es la primera vez que he leído esta ley, pero sí la primera que lo hago con más interés. Y realmente la decepción ha sido muy grande. La citada ley tiene ocho páginas repletas de generalidades y buenas intenciones pero, exceptuando las ayudas y exenciones que comenté en el artículo anterior, no hay nada más. Es cierto que con fecha 1/1/2015 entró en vigor una modificación de la ley que luego comentaré, aunque prácticamente no ha habido novedades. 

Como muestra, podemos leer en la LEY 40/2003, disposición adicional segunda:

“Los beneficios establecidos al amparo de esta ley para las unidades familiares que tengan reconocida la condición de familia numerosa tienen la naturaleza de mínimos y serán compatibles o acumulables con cualesquiera otros que, por cualquier causa, disfruten los miembros de éstas”.

O en la disposición adicional séptima:

“Los poderes públicos facilitarán la incorporación al mercado de trabajo de los progenitores de familia numerosa”. 

Estas son, como comentaba, bonitas palabras vacías de contenido¡Faltaría más que nos redujeran las tasas de los institutos y subieran las de las universidades porque no fueran compatibles entre ellas! ¿Alguien me puede explicar cómo me facilita el estado la incorporación al mercado laboral por ser familia numerosa? No voy a comentar más esto porque con sólo estos dos ejemplos podemos percibir el interés por ayudar a las familias numerosas. Sin embargo, pondré sobre la mesa una modificación: 

ARTICULO 6. Renovacion, modificación o pérdida del título.

El título de familia numerosa deberá renovarse o dejarse sin efecto cuando varíe el número de miembros de la unidad familiar o las condiciones que dieron motivo a la expedición del título y ello suponga un cambio de categoría o la pérdida de la condición de familia numerosa.

El título seguirá en vigor, aunque el número de hijos que cumplen las condiciones para formar parte del título sea inferior al establecido en el artículo 2 (tres o más hijos, 2 hijos, teniendo discapacidad uno de ellos, etc.), mientras al menos uno de ellos reúna las condiciones previstas en el artículo 3 (menor de 21 años, menor de 25 estudiando, etc.). No obstante, en estos casos la vigencia del título se entenderá exclusivamente respecto de los miembros de la unidad familiar que sigan cumpliendo las condiciones para formar parte del mismo y no será aplicable a los hijos que ya no las cumplen”.

Explicaba el real decreto de modificación que era paradójico que los hermanos que daban a la familia la condición de familia numerosa se quedaran sin ella por el incumplimiento de los hermanos mayores. Realmente cierto.

Soy Cristiano, padre de 5 hijos y felizmente casado hace 22 años. Muy preocupado por el futuro de nuestros hijos.

Lo último de Carlos Coroas