Martes, 15 Junio 2021 00:00

Necesito ayuda: me he quedado embarazada fuera del matrimonio

Escrito por

Esta es la historia: hace tiempo, me quedé embarazada fuera del matrimonio. El hombre del que estaba esperando un hijo era el tipo con el que iba a pasar el resto de mi vida, ¿verdad? ¡No es así!

Aunque esto era una certeza para mí en el momento de mi embarazo a la edad de 22 años, Dios tenía planes más grandes y mejores ya en marcha. Verás, parece que muchas mujeres tienen esta idea de que los hombres con los que conciben a sus hijos son con los que deberían vivir o casarse. Esto es falso. Aunque es una pena, siempre no podemos ni debemos quedarnos con estos hombres. ¿Por qué? Hay muchas razones: drogas, alcoholismo, abuso físico o mental, falta de voluntad para trabajar, etc. ¡La lista sigue y sigue!

Ahora bien, de ninguna manera estoy abogando por el divorcio si eso es lo que estás pensando. Permíteme aclararlo. Una tarde (durante mi embarazo), mi padre vino a verme con información sobre el padre de mi bebé. No estaba nada preparada para lo que me contó. Me explicó que le habían preocupado algunas de las historias que este hombre contaba. Al parecer, siempre estaba “en el lugar equivocado, en el momento equivocado”. Así que mi padre había contratado a un detective privado para que investigara el pasado y el presente de este hombre. Resulta que estaba metido en drogas, había robado y había golpeado a la chica con la que estuvo antes. Lo que mi padre descubrió fue una completa sorpresa para mí, ¡y quedé destrozada! Sabía que mi padre nunca se inventaría todo esto, así que tuve que enfrentarme al chico con esta información. El chico en el que había confiado, al que había amado y al que me había entregado, lo negó todo. Dijo que todo era inventado, y luego hizo parecer que estaba mal que mi padre hubiera contratado a un detective. Terminé esa relación tóxica en ese mismo momento. ¿Y sabes qué? Me alegro de haberlo hecho. ¡Fue una gracia de Dios! Ese hombre no estaba preparado para ser padre.

Una cosa es tener un hijo y otra muy distinta ser padre. Lo primero es un acto sencillo y fácil. Lo segundo es un compromiso de por vida para criar a un hijo. Hay una GRAN diferencia. Estoy muy agradecida a Nuestro Señor y a Su Madre por mostrarme quién era ese tipo antes de que fuera demasiado tarde. ¡No estoy intentando poner excusas para que las mujeres dejen a los hombres! Si estás en un buen matrimonio con un hombre que tiene defectos y no te gustan... ¡supéralo! Luego REZA por él. Esa situación es totalmente diferente. Debes recordar que tú también tienes defectos con los que él debe vivir. No estoy hablando de eso, sino de las mujeres que tienen algún sentido de obligación hacia los hombres que primero te agotan y luego te dejan tirada. Los hombres que quieren lo que pueden conseguir sin dar nada a cambio. Son demasiado egoístas para preocuparse por ti. ¿Qué te hace pensar que cuidará de vuestro hijo o vuestros hijos? Con quien tienes una obligación es con ese niño. La pequeña e indefensa inocencia que llevas en tu vientre. Debes velar por su bienestar, y eso bien puede significar dejar a ese tipo que te está haciendo daño. ¡Despierta! Ahora es el momento de verlo tal como es... ¡no cuando esté haciendo daño también a tus niños!

Estando todavía embarazada, después pasé por todos los momentos de miedo por los que pasa una madre soltera. Entonces, empecé a ir regularmente a la Adoración. Quería encontrar la paz, y como acababa de descubrir la gracia, sabía dónde ir a buscarla. Un día, mientras rezaba, me llegó otro momento de gracia. De repente, tuve luz y supe en mi corazón lo que dije en voz baja: “no necesito un hombre, Señor. Te necesito a Ti, solamente a Ti”. Con eso, me fui a casa renovada y lista para asumir cualquier tarea que se me presentara. Solo dos semanas más tarde, conocí a mi (ahora) marido desde hace casi cinco años, Fred. Este hombre es un padre... ¡y uno muy bueno! Es el padre de nuestros tres hermosos hijos, y doy gracias a Dios por él.

En resumen, si estás embarazada, pero el hombre con el que estás no es bueno, busca el consejo de gente buena en tu vida. No tengas miedo de alejarte de alguien que sabes que te hará un daño continuo a ti y a tu hijo. Si eres católica, acude a un sacerdote en el que puedas confiar. Busca a Jesús, y especialmente a María, para que te ayuden. Pide a San José que te ayude a encontrar a alguien bueno que te ayude a criar a tu hijo. Si la voluntad de Dios es que sea otro hombre, deja que el Espíritu Santo te guíe en esa elección. Dios no quiere que estemos solos y solitarios. ¡Por eso ha prometido estar siempre con nosotros! No estás sola.

Que Cristo, Su Madre y San José protejan y guarden a todas las madres solteras y les den paz en su camino. Amén.

Faith Tomaszycki

Traducción de la versión original: https://www.familiesfullyalive.com/index.php/need-help/item/1552-pregnant-out-of-wedlock

En este autor se agrupa a todos los colaboradores que escriben y colaboran con su experiencia y conocimiento para enriquecer la web.