P. Félix López

Mi blog “El plan de Dios sobre la familia“

Pertenezco a los Siervos del Hogar de la Madre desde su fundación en 1990, soy sacerdote desde hace 21 años, licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid y Doctor en Teología Dogmática por la Universidad de la Santa Cruz en Roma. Me dedico especialmente al apostolado con los laicos y a predicar retiros a jóvenes y adultos.

Miércoles, 03 Agosto 2016 00:00

Gracia y sexualidad

La sexualidad humana es un don dado por Dios al hombre como expresión mutua de amor entre los esposos y dirigida a la prolongación de su amor en los hijos. Al comienzo de la creación, Dios manifiesta su designio: “dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Gen 2, 24). Si bien la expresión “una sola carne” significa todos los ámbitos en que los esposos se hacen una sola realidad, una unidad, es obvio que incluye también la dimensión sexual. Desde sus comienzos, la Iglesia ha tenido que evangelizar la sexualidad protegiéndola por un lado de la banalización que hacía de ella el paganismo y, por otro, defendiéndola de visiones maniqueas y gnósticas que reprobaban la sexualidad como algo propio de la materia e indigno del hombre espiritual. A paganos y maniqueos tuvo que presentar la Iglesia la belleza y bondad de la sexualidad humana en el matrimonio, unida a la castidad y al pudor cristianos.

Con demasiada frecuencia nos pasa casi desapercibida la gran Solemnidad de Pentecostés, el día en que celebramos la efusión del Espíritu Santo, el nacimiento de la Iglesia, la santificación. 

Jueves, 28 Abril 2016 00:01

Amor verdadero y castidad

Hay un texto de san Juan Pablo II en Redemptor hominis famoso por la belleza y riqueza de la verdad que encierra: “El hombre no puede vivir sin amor. Él permanece para sí mismo un ser incomprensible, su vida está privada de sentido si no se le revela el amor, si no se encuentra con el amor, si no lo experimenta y no lo hace propio, si no participa en él vivamente” (RH 10).

Martes, 15 Marzo 2016 00:00

Matrimonio y virginidad

En su carta Familiaris consortio, S. Juan Pablo II reflexiona sobre la relación entre el matrimonio y la virginidad consagrada. Para una recta comprensión de estas dos vocaciones, es preciso tener presente el dato originario que las une: “Dios ha creado al hombre a su imagen y semejanza: llamándolo a la existencia por amor, lo ha llamado al mismo tiempo al amor….