P. Rafael Alonso Reymundo

P. Rafael Alonso Reymundo

Mi blog "Dios no se duerme nunca" 

Soy sacerdote. Catedrático jubilado de Instituto en la especialidad de Geografía e Historia, con 26 años de docencia. Predico ejercicios espirituales, retiros,… Y organizo peregrinaciones a centros marianos. He practicado el montañismo y de niño me gustaba leer los tebeos de "Roberto Alcázar y Pedrín", jugar al fútbol y la natación. Mis dos vocaciones frustradas son la de médico cirujano y payaso. Ahora cultivo en una huerta en mis tiempos libres que no son muchos. He hecho programas de TV y radio. Me conocen por "el padre amigo de Teo" (de "¡Buenas noches, Teo!"). Disfruto reflexionando sobre temas trascendentes con otros. Me gusta ver a las gentes unidas a Dios, porque son felices.

El Padre Rafael Alonso Reymundo es autor, editor y responsable del Blog Dios no se duerme nunca, alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

Web URL::

Dios es bondadoso y misericordioso

Homilía del P. Rafael del día 14-11-2015 (Sábado XXXII del Tiempo Ordinario)

Lectura: Sab. 18, 14-16; 19, 6-9; Evangelio: Lc. 18, 1-8

El Silencio liberador


Queridos hermanos:

La primera lectura del Libro de la Sabiduría,  puede parecer  un poco difícil de entender, sin embargo, en cuanto os diga  de lo que se trata, vais a decir: ¡ah, es verdad!

El cielo se ha aproximado a la tierra

Homilía del P. Rafael Alonso, pronunciada en la Misa del 17-9-2016. En Zurita (Cantabria, España).

El P. Rafael Alonso, fundador del Hogar de la Madre, pronunció esta homilía el 17 de septiembre de 2016. El Padre abre el corazón hablando en comunidad, en un ambiente familiar, para proponernos a la Hna. Clare como modelo de vida.

La fiesta del perdón y la misericordia

Homilía pronunciada el 10 de enero del 2003, viernes después de la Epifanía.

Queridos hermanos:

La Eucaristía: la gran fiesta.

Hoy es viernes día 10 de enero, y tal día como hoy Cristo nos hace una gran misericordia al convocarnos como comunidad de creyentes para celebrar esta Eucaristía. La Eucaristía es siempre algo nuevo, porque se hace presente de un modo misterioso, a través de signos, la realidad de un Dios que envía a su hijo a salvarnos y que muere derramando su sangre por nosotros.

Suscribirse a este RSS