La alegría como signo de Resurreción

El primer día de Pascua, una amiga me envió por WhatsApp la homilía que Monseñor Munilla realizó en la Vigilia Pascual. En ella, Monseñor nos recordaba las características de una vida resucitada:

1. Alegría profunda y Paz interior.

2. Mirada de misericordia hacia los otros, como aquella con la que Dios nos mira.

3. Perseverancia sin cansancio.

4. Ningún miedo a la muerte.

Podríamos detenernos en cualquiera de estas características, pero hoy lo haré en la primera: ALEGRÍA PROFUNDA Y PAZ INTERIOR.

El diccionario tiene varias definiciones asignadas al concepto de alegría, de las cuales destaco:

1. Sentimiento de placer producido normalmente por un suceso favorable que suele manifestarse con un buen estado de ánimo, la satisfacción y la tendencia a la risa o la sonrisa.

2. Cosa o persona que causa este sentimiento.

3. Falta de responsabilidad o de preocupación.

4. Cualidad de alegre o manifestación de la alegría (sentimiento).

Si analizamos la definición y la relacionamos con el tiempo Pascual descubrimos que:

1. Cuando hemos vivido la Cuaresma y acompañado a Jesús y María en el sufrimiento profundo de la Pasión, la Resurrección de Cristo plenifica nuestra vida de sentido. El Misterio de la Vida se nos revela. El sufrimiento nos redime y la Esperanza tiñe de color la oscuridad en la que estábamos inmersos. “La sonrisa” dibuja nuestro rostro y el corazón late con más vigor pues recobra toda su belleza renovado en el Amor de un Padre que ha sufrido con Su Hijo porque ama a cada uno de los hijos que perdió. ¡Hemos sino sanados, reparados, redimidos y glorificados por un Dios que es AMOR y no puede dejar de serlo! Nos redescubrimos como “los niños de sus ojos, amados hasta la locura” y, por sólo intuirlo, somos reconfortados por la PAZ que nos nace desde lo más profundo de nuestro ser.

2. No es una cosa quien nos produce tal sentimiento, ¡es una persona y esa persona es Cristo!, ¡es Él!, pues ¡en verdad ha resucitado! Y nos ha ganado UNA ETERNIDAD DE AMOR. ¡Nos regala la inmortalidad!, nos ha endiosado, hecho libres, pues nos ha devuelto la dignidad que perdimos, la de ser hijos de Dios.

3. Y esto nos quita el miedo y la carga de una responsabilidad que no podíamos asumir, ¡no podíamos volver al Padre porque lo rechazamos!, es Jesucristo quien la asumió y, ahora, sólo nos queda CONFIAR en la SALVACIÓN QUE NOS REGALA. Él ha vencido al pecado, Dios tiene la última Palabra. El Bien ha mostrado su poder y nuestra única preocupación es recibir, reconocer y acoger la GRACIA de poseerlo.

4. “Si morimos con Él, resucitaremos con Él… si Dios conmigo, ¿quién contra mí? …si Tú eres mi refugio y mi salvación, ¿a quién temeré?”. Tenemos a todo un DIOS DE NUESTRA PARTE. En nuestro interior brota una alegría que no nace de este mundo (de sus fiestas, de sus borracheras, de su alienación). Nuestra alegría brota del Señor que nos alimenta en la Eucaristía. 

Esta alegría no se puede comprar. No es inmediata pues es fruto de un proceso, de un cambio, de una conversión. Es la alegría del Amado que se encuentra con su Amada. No se exhibe ni es llamativa. Es silenciosa y profunda. 

Se percibe, sobre todo, en la mirada, en los gestos. Es fácil reconocerla si se aprende a mirar con los ojos del alma.

¡Feliz Pascua de Resurrección! ¡Estemos alegres porque Cristo ha resucitado!

Mercedes Lucas

Mi Blog "Padres, adolescentes y esperanzas"

Soy Merche Lucas Pérez, licenciada en Ciencias Religiosas por la universidad de Salamanca, poseo un Máster y un Doctorado en Teología por la Universidad de Murcia. En 2017, defendí mi tesis sobre la mujer, el matrimonio, la familia y la parroquia en mi Diócesis. 

Estoy casada y tengo dos hijos y actualmente soy profesora en un Instituto de Secundaria de Murcia. Soy creyente y católica y es la fe de donde mana mi alegría y esperanza cada día.

Mercedes Lucas Pérez es autora, editora y responsable del Blog "Padres, adolescentes y esperanzas", alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo