La Epifanía del Señor

La Epifanía del Señor es una celebración cristiana. Etimológicamente, la palabra "epifanía" significa "manifestación" y referida al Señor, corresponde a los momentos en que Jesús se manifiesta o se revela al mundo. Habitualmente se identifica con el Día de Reyes; sin embargo, en la tradición cristiana existen al menos tres momentos en los que Jesús se manifiesta: Epifanía a San Juan Bautista durante el Bautismo, Epifanía a sus discípulos en las Bodas de Caná y Epifanía ante los Reyes Magos en su nacimiento.

Quisiera comentar especialmente la que se celebra el Día de Reyes o Día de los Reyes Magos, la Epifanía más conocida. Tiene lugar el día 6 de enero y forma parte de las celebraciones litúrgicas de la Navidad. Las celebraciones asociadas a este acontecimiento varían en función de cada país. En algunos lugares de tradición católica es habitual ofrecer regalos y preparar dulces especiales.

Originariamente, en antiguas culturas orientales se celebraba en esta fecha el aumento de la luz solar tras el solsticio de invierno, como acontecimiento asociado a la llegada de la luz y el fin de las tinieblas. La Epifanía a los Magos de Oriente se hizo coincidir con las celebraciones consideradas paganas y que adoraban al sol.

En la doctrina católica, el Niño Jesús se revela ante los Magos, representantes de otras civilizaciones y del mundo pagano, que lo identifican como el Mesías. La llegada de un Salvador había sido anunciada en varios textos del Antiguo Testamento por lo que este momento es de gran importancia.

El encuentro con Jesús aparece relatado en el Evangelio según San Mateo: “Al ver la estrella, los sabios se llenaron de alegría. Luego entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre. Y arrodillándose, lo adoraron. Abrieron sus cofres y le ofrecieron oro, incienso y mirra." (Mt 2:10-11).

Pero lo que deseo hacer notar es la Epifanía del Señor en la cotidianeidad de nuestras vidas. Durante las fiestas navideñas, en los encuentros familiares, de compañeros de trabajo, amigos, conocidos y demás compromisos, resulta evidente que no todo brilla entre luces y purpurina. Los enfrentamientos, los conflictos, la tristeza, la soledad, afloran en algunos momentos con verdadera fiereza, mostrándonos la cara más profunda y menos atractiva de nuestra realidad. La humanidad no puede enmascarar toda su podredumbre entre sonrisas y la magnífica apariencia del glamour y el maquillaje.

No somos quienes desearíamos ser, pero Dios nos ama, nos amó y nos amará a pesar de todo. En Nochebuena lo descubrimos recién nacido, en una cuna de paja y en la más profunda desnudez. Mirarlo es conmovedor, porque es un Misterio que no podemos alcanzar a comprender. Dios se hace Niño y se expone frágil, débil e inocente. Viene para hacernos sonreír y que recuperemos la Esperanza en nuestra vida. El mundo sigue a lo suyo, mientras El nos mira y nos salva. Así es como se muestra y así es como nos sorprende. Tenemos que parar y mirar. Todo lo demás es distracción; parafernalia que nos distrae de lo importante. Papá Noel, bolas, luces y guirnaldas, nos distraen del Nacimiento, de la verdadera celebración.

Y nuestro despiste, se convierte en pecado y rechazo, porque ya son muchos los que han perdido la memoria y no saben el sentido de la celebración. Y la magia y los unicornios suplen al Hijo de Dios, y la exquisitez y la apariencia llenan el corazón vacío y perdido, por unos días. Después, todo continuará igual o peor, porque “no nos hemos enterado”… que Dios ha venido al mundo porque el mundo, está perdido sin Él.

Os deseo que Jesús se manifieste en vuestras vidas, familias, amigos y trabajo. ¡Tenemos un nuevo año por delante que nos ofrece, de nuevo, la oportunidad de una nueva Epifanía!

Mercedes Lucas

Mi Blog "Padres, adolescentes y esperanzas"

Soy Merche Lucas Pérez, licenciada en Ciencias Religiosas por la universidad de Salamanca, poseo un Máster y un Doctorado en Teología por la Universidad de Murcia. En 2017, defendí mi tesis sobre la mujer, el matrimonio, la familia y la parroquia en mi Diócesis. 

Estoy casada y tengo dos hijos y actualmente soy profesora en un Instituto de Secundaria de Murcia. Soy creyente y católica y es la fe de donde mana mi alegría y esperanza cada día.

Mercedes Lucas Pérez es autora, editora y responsable del Blog "Padres, adolescentes y esperanzas", alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo