Mi hija abortó y a mi mujer le parece normal

Mujer embarazada en la playa frente a una puesta de sol Dan Evans - pixabay Mujer embarazada en la playa frente a una puesta de sol

Voy a intentar ser breve. Una de mis hijas se presentó en casa un día diciendo que estaba embarazada. A mí, la verdad, no me extrañó mucho. El caso es que al poco tiempo abortó. Después del mismo, hablé con ella y le dije que si iba a seguir en la misma dinámica.

Me dijo que sí, que era lo normal. A mi mujer también le parece normal. Supongo que el cambio que ha habido con relación a antes, será que se estará tomando alguna píldora para no volver a quedarse embarazada. Yo estoy con un sentimiento de culpa grande, porque no he sabido educar a mi hija y, por otra parte, me encuentro más solo que la una. ¿Qué me puede decir?

En relación a lo que usted me escribe, le diré que el hecho de que las cosas pasen con frecuencia no las hace normales, las hace frecuentes. Por tanto, el decir que tener relaciones sexuales antes de casarse es una cosa normal, porque lo hace todo el mundo, es una trampa. En primer lugar porque no lo hace todo el mundo y en segundo lugar porque aunque lo hiciera todo el mundo sería una cosa frecuente, pero no normal. Para ver la normalidad habría que compararlo con una norma. Para decir si uno tiene fiebre o no, hay que compararlo con lo que dice la medicina, no con el calor que tienen los demás.

¿Con qué se puede comparar? Voy a repetir lo que he contestado en preguntas anteriores. Con lo que dice la ciencia. ¿Qué dice? Pues que estadísticamente una de las tres causas que más influyen en la separación de una pareja, es haber convivido antes de casarse. No me dice si su hija ya convive con su novio o no, pero aunque no lo hiciese, su actitud es como si conviviera.  

Lo dice también la experiencia, que igualmente es una forma de conocimiento. Las parejas que tienen relaciones antes de casarse es muy probable que se focalicen en el sexo. Todo aquel que se centra en el sexo, tiene muchas dificultades para amar. Así de claro.

Si usted preguntara a todas las mujeres y hombres del mundo, incluidos los de aquellos países donde se permite la poligamia: ¿a ti, con quién te gustaría casarte, con una persona que haya tenido muchas relaciones sexuales o pocas? Casi todo el mundo contestaría que pocas. Si la pregunta fuera, ¿pocas o ninguna? La contestación seria ninguna. Luego podemos decir, que lo natural es llegar al matrimonio sin haber tenido relaciones. Y que nadie me diga que esto es buscar la verdad mediante referéndum. No es verdad. Esto es preguntar a las personas por los anhelos más profundos de su naturaleza. 

A lo que aspira todo hombre es a querer y ser querido. Por otra parte, no tenga complejo de culpa; para tener la culpa de algo, hay que tener intencionalidad. Lógicamente, usted no es culpable, no quiere que esto pase. En relación a la actitud de su mujer, esté seguro que lo que ella quiere es no perder a su hija y cree, que actuando de esa forma, no la perderá.

José Mª Contreras

Mi blog "Pequeños secretos de la vida común

José María Contreras es Licenciado en Biología, Diplomado en Pedagogía y PDD por el IESE. Ha sido Director de Formación y Desarrollo de Negocios de GSK, así como miembro del Comité de Dirección de la misma Compañía. También ha sido Director Ejecutivo de la Fundación de Ciencias de la Salud. Se ha dedicado a la formación y asesoramiento de directivos.

José María Contreras, es autor, editor y responsable del Blog Pequeños secretos de la vida común, alojado en el espacio web de www.infofamilialibre.com 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo