La Nueva Era, eructo de la Masonería

La Fundación EUK Mamie-HM Televisión te ofrece en su conocidísimo programa “Cambio de agujas” el testimonio de Milagros Martín, víctima de la Nueva Era. Su inmersión en esta corriente la llevó hasta el borde del abismo.

Uno de los tentáculos más peligrosos en nuestros días del homicida pulpo masónico es, sin duda, este cajón de sastre del sincretismo y del panteísmo, donde todo cabe, y todo es “dios”. 

Aunque se señala su fundación en 1875 en Nueva York, las ciénagas de las que bebe, como todo lo masónico, tienen un origen anterior. Se considera que los fundadores de la New Age son el Coronel Henry Steel y la esotérica, espiritista y ocultista de origen ucraniano Helena Blavatsky, masona y fundadora de la sociedad teosófica, que afirmó que la Nueva Era tendría una gran eclosión, como así ha sido para nuestra desgracia.

A esta corriente teosófica están ligadas logias como: “La Logia Unida de los teósofos de Nueva York”, a la que han pertenecido masones de renombre como Eleanor Roosevelt, que en su día fue Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y de la Comisión Presidencial del Estado de la Mujer. Era esposa del presidente de EEUU -masón de grado 33- Franklin Delano Roosevelt.

Este escupitajo demoniaco es una mezcla de religiones, esoterismo y brujería. Trabaja por la llegada del Anticristo al que llaman MAITREYA. Y persigue la destrucción de la Civilización Cristiana y de la Iglesia Católica, utilizando artimañas como la equiparación de Jesucristo con Buda, Mahoma, Confuncio… y el uso de terminología cristiana pero negando a la vez la divinidad de Jesús, la gracia, el pecado… vaciando esas palabras de su relación con Cristo, de sus dogmas, de su adhesión a la verdad y a la Iglesia Católica, identificando, además, al creador con la creación.

La New Age es un arma en manos de la masonería para acabar con el cristianismo y ser la única religión. La “religión” universal puesta al servicio del nuevo orden mundial (NOM) propugnado por esta Sociedad Secreta en documentos como la Carta de la Tierra, considerada como el decálogo de la Nueva Era.

El hombre del siglo XXI, caracterizado por su vaciedad, ruptura interna y por la pérdida de la noción de su identidad, es presa fácil para esta tendencia que encuentra en el hombre moderno, una víctima segura a la que engañar.

Se sirve de  técnicas y psicoterapias como el yoga, la homeopatía, coaching, relajación, alimentación macrobiótica, reiki, gnosis, el  Curso de Milagros, etc… que pueden resultar muy atractivas por su aparente componente sanativo y su inocuidad y que, sin embargo, son totalmente destructivas, porque penetran en el subconsciente de una manera muy agresiva que destruye emocionalmente a la persona y la desequilibra psicológicamente, pudiendo llegar hasta la completa enajenación. Además del componente satánico que es su raíz. Ciertamente, como afirmaba Monseñor Balducci, demonólogo del Vaticano:Lo que se esconde tras la Nueva Era es el deseo de Lucifer de ser adorado como Dios”.

Hna. Estela Morales

Mi Blog "La Mujer que vence a Baphomet"

Hna. Estela Morales, SHM. Hija de Dios y cristiana. Misterio para mí, y desconocida para ti.

Me gusta estar con mi Amigo, el silencio, la vida sencilla junto a mis hermanas, contemplar la naturaleza, leer, las zapatillas con remiendos y la pasta con mucho tomate, y chorizo si hay.

No va conmigo : La Masonería, la imposición arbitraria, el autoritarismo, los ordenadores, los móviles, perder un partido de balonmano, y tener un blog en una página web

Admiro a los cristianos perseguidos, a las madres, a los que son como niños, a los que aman sin condiciones, a los que saben dominarse, a los paracaidistas, a la buena de Valeria, una enamorada de Dios  que con solo quince años consiguió llegar a la meta y a alguno más …

Dejar un comentario